cortesía JUAN PABLO SÁNCHEZ - la afición / ENVIADO
22 de febrero de 2016 / 07:52 p.m.

El local Tigre Hank se convirtió en el primer eliminado en la cancha principal del Abierto Mexicano de Tenis, luego de caer por 6-1 y 6-2 ante el francés Adrián Mannarino, en poco más de una hora de partido.

El nacido en Tijuana, quien recibió wild-card para participar en el certamen, había caído también en primera ronda hace dos años, en un buen partido ante el estadunidense Sam Querrey.

Esta vez se encontró con el número 58 del ranking mundial, y el galo hizo valer su calidad desde el principio.

Tras no tener puntos en el primer game, Hank ganó el segundo gracias a una buena zurda cruzada.

Sin embargo, a partir de ahí el francés controló el partido, fue más agresivo, jugó puntos más cortos y se fue arriba en el marcador por 3-1.

Tigre se quedó con el primer desafío del torneo en el Ojo de Halcón, pero de poco le sirvió, ya que falló un globo para darle a su rival la ventaja 4-1.

Mannarino se encargó de cerrar el primer episodio, gracias a un nuevo error no forzado de su rival, para el 6-1 tras 22 minutos.

El segundo set ofreció una mejor versión de Hank, quien a pesar de enfrentar tres oportunidades de break, salvó todas, sobre todo con un buen saque.

Con Adrián al servicio, el local se mantuvo al alza, e incluso tuvo doble rompimiento a favor, pero un buen saque y otro error no forzado, provocaron que el francés se fuera 1-1.

Hank conservó su saque para el 2-1, pero a partir de ahí se despidió de la ventaja. Mannarino empató, y luego tuvo a favor un triple quiebre, que aprovechó para darle la vuelta a la pizarra.

El siguiente juego de servicio del local representó una nueva tarea de defensa, primero sobrevivió a un doble break con el saque, y en otro falló Adrián, pero al final una pelota que Hank quiso poner en la esquina se fue larga para el 5-2.

Mannarino no tuvo problema para cerrar el partido, y el primer mexicano se despidió del torneo tras una hora y siete minutos.