JOSÉ MANUEL VILLALVA - @ELPEPESPORTS
19 de septiembre de 2015 / 05:47 p.m.

En un duelo entre Tigres, el quarterback de la Universidad de Auburn, Jeremy Johnson ha tenido un arranque terrible para la campaña al lanzar cinco intercepciones.

En el partido ante LSU, tuvo el balón suelto más ridículo del año en el futbol americano.

LSU apaleó a Auburn en partido de la Semana 4 en la NCAA.