AP
5 de febrero de 2016 / 01:28 p.m.

Una persona murió y otras dos resultaron heridas el viernes cuando sicarios disfrazados como policías tirotearon el pesaje de una cartelera de boxeo en un hotel en Dublín.

Los fanáticos que presenciaban la actividad huyeron aterrorizados cuando los hombres, que se cree que estaban armados con metralletas, abrieron fuego en el vestíbulo del Hotel Regency.

La policía identificó a las víctimas como hombres entre los 20 o 30 años. Uno murió en el lugar, y los dos otros fueron hospitalizados con heridas graves.

Los detectives indicaron que es muy pronto para determinar el motivo del atraque, aunque dijeron que podría tratarse de una guerra de pandillas.

Uno de los protagonistas de la cartelera del sábado es Jamie Kavanah, cuyo padre había sido condenado por narcotráfico cuando fue asesinado en 2014 en España.

Kavanagh tenía programado pelea contra Joao Bento por el título europeo de la Organización Mundial de Boxeo del peso ligero.