AP - @MMDEPORTESMX
18 de noviembre de 2016 / 10:50 a.m.

El estigma de que su equipo no se clasificó a los playoffs no impidió que Mike Trout consiguiera su segundo premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en tres años. Flamante campeón de la Serie Mundial, Kris Bryant se llevó el galardón de la Liga Nacional, escapándosele por un voto el triunfo por unanimidad.

Trout, el jardinero central de los Angelinos de Los Ángeles, se impuso por un holgado margen sobre su perseguidor inmediato en la votación, Mookie Betts.

Considerado como el jugador más completo de las Grandes Ligas, Trout recibió 19 votos al primer lugar y totalizó 356 puntos en la votación de 30 miembros de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, cuyos resultados fueron anunciados el jueves. Betts, jardinero derecho de los Medias Rojas de Boston, obtuvo nueve votos a primero y registró 311 puntos. Tercero quedó el venezolano José Altuve (200 puntos), segunda base de los Astros de Houston.

Aunque sus Angelinos acabaron con marca 74-88 y penúltimo en la división Oeste, Trout cumplió otra soberbia temporada para convertirse en el primer ganador del premio proveniente de un club con saldo negativo de victorias y derrotas desde que Alex Rodríguez fue galardonado con los Rangers de Texas en 2003 y el quinto en lograrlo, emulando a Ernie Banks (1958 y 1959), Andre Dawson (1987) y Cal Ripken (1991), todos miembros del Salón de la Fama.

"Cuando se acercaba el final de la temporada, muchos se acercaban para hacerme la misma pregunta: ¿si tu equipo tiene un mal récord, te afectará para el 'MVP (las siglas en inglés del premio)?", señaló Trout en una teleconferencia. "Con este 'MVP', supongo que ya no importa".

Bryant arrasó en la votación de la Liga Nacional. El toletero de los Cachorros de Chicago acaparó 29 menciones a primero y sumó 415 puntos. Daniel Murphy, segunda base de los Nacionales de Washington, le escoltó tras recibir el restante voto a primero y acumular 240 puntos.

Bryant se convirtió en el cuarto pelotero — y el tercero en la última década — que se consagra como el Más Valioso en la campaña posterior que ganó el premio al Novato del Año. Los otros en hacerlo fueron Cal Ripken, Dustin Pedroia y Ryan Howard. Fred Lynn e Ichiro Suzuki ganaron ambos premios en una misma temporada.

Lideró la Americana en carreras anotadas (123), porcentaje de embasado (.441), bases por bolas (116) y robos (30). Anotó el 17% de las carreras de los Angelinos, el mayor porcentaje de un jugador de su circuito desde Rickey Henderson con los Yanquis en 1985.

También dominó en victorias por encima del reemplazo (WAR, por sus siglas en inglés), según la tabulación hecha por Baseball-Reference.com. El WAR es la estadística que reúne todas las facetas de juego para medir su contribución al equipo.

Trout, de 25 años, puede presumir el único pelotero en la historia de las Mayores que ha finalizado primero o segundo en votación del Jugador Más Valioso en cada una de sus primeras cinco temporadas. Previamente ganó el galardón en 2014.

"Es una sensación indescriptible", dijo Trout. "Solo trato de mejorar cada año".

En apenas su segunda temporada en las Mayores, Bryant bateó para .292 con 39 jonrones y 102 remolcadas. Y lo hizo defendiendo la tercera base en 100 juegos, 48 en los jardines y seis en la primera base.

"Es un jugador impresionante en cada aspecto", dijo el dueño de los Cachorros Tom Ricketts. "La clase de pelotero que toda organización sueña tener".

Bryant es el primer jugador de los Cachorros que gana el premio desde el dominicano Sammy Sosa en 1998, y el séptimo en la historia de la franquicia que acaba de conquistar su primer campeonato de la Serie Mundial desde 1908.

"Este año ha sido sin duda uno de los mejores años de mi vida", declaró Bryant, quien planea casarse en enero. "He ganado una Serie Mundial y ahora esto. Es como ponerle la cereza al pastel".