jose luis garza
23 de abril de 2015 / 11:53 p.m.

Tal vez el tenis no se baño de oro, pero si hizo historia en esta Universiada.

Los tenistas de la Autónoma de Nuevo León, Bárbara Hernández y Guillermo Arrambide sucumbieron ante Adriana Guzmán y Alberto Vera del TEC-CEM en equipos mixtos.

Sin embargo eso no los dejó fuera de la historia universitaria donde ya pueden presumir en ser las primeras raquetas en darle una presea a la máxima casa de estudios en la Universiada Nacional.

"Un poco insatisfecho por el resultado, se hizo la lucha pero no se logró, los rivales fueron duros. Nosotros queríamos el oro, no queríamos conformarnos con el bronce", expresó Guillermo al final del partido.

"Se que di todo de mi en cada partido, estoy contentísima de esta medalla, se agradece a todo mi equipo, vamos por el regional nuevamente y en la siguiente Universiada sacarnos la espina, es un deporte que practico desde los 4 años y hoy se que me fue muy bien", dijo la tenista.

Quienes también se sintieron orgullosos de sus hijos fueron sus familiares quienes en todo momento los apoyaron desde las gradas.

"No se pudo en singles pero estamos muy contentos por su esfuerzo individual y que se reflejo como un gran logro en mixtos", dijo la señora Rocío Pérez madre de Memo.

"Orgullo y esfuerzo de ella, nosotros vimos un anuncio en el periódico a los 4 años y la inscribimos en el tenis y desde ahí hasta hoy. Este es el premio a todo el esfuerzo del deporte y se refleja también en el estudio", expresó Doña Juany Martínez madre de Bárbara.

Al final pusieron el nombre de la Universidad entre lo mejor del tenis nacional,. esperando que en próximas ediciones puedan alcanzar el metal dorado.