ap  - @mmdeportesmx
29 de marzo de 2017 / 10:53 a.m.

Stephen Curry y los Warriors no dedicaron mucho tiempo a celebrar su 60ma victoria de la temporada. Después de todo, este miércoles deben enfrentar a San Antonio.

Curry anotó 32 puntos, Klay Thompson añadió 25 y Golden State tomó una delantera cómoda desde temprano para doblegar el martes 113-106 a los Rockets de Houston.

Los Warriors anotaron 37 puntos en el primer periodo y nunca estuvieron en desventaja. Hilaron así su octava victoria consecutiva y llegaron a 60 triunfos en lo que va de la campaña.

Sólo cinco equipos anteriores en la historia han conseguido 60 victorias de temporada regular en tres años consecutivos.

Después de doblegar al tercer puesto de la Conferencia del Oeste, los líderes se concentraron en los Spurs, que marchan segundos, a dos juegos y medio.

"Ésta es una época importante del año, especialmente con nuestro calendario y los rivales que tenemos... Son todos equipos de playoffs, con ambientes de postemporada, ya sea en casa o de visitantes", destacó Curry, quien empató la mejor marca de su vida con 10 rebotes. "Tenemos que ganar en estas situaciones"

Golden State ganaba por ocho unidades después de que Curry convirtió un par de tiros libres con poco más de tres minutos por jugar. Patrick Beverley respondió con un enceste en bandeja por Houston y recibió una falta segundos después, cuando Draymond Green lo derribó.

James Harden erró un disparo en la siguiente jugada, antes de que Green añadiera un tiro en el otro extremo de la cancha para poner a los Warriors arriba por 107-99.

Otro tiro errado por Harden vino a continuación. Curry embocó un triple con 1:46 minutos por jugarse para que los fanáticos locales se dirigieran resignados hacia la salida.

"Simplemente no jugamos bien por algún motivo", reconoció el entrenador de Houston, Mike D'Antoni. "Esto no va a ocurrir con mucha frecuencia. Es una buena experiencia de aprendizaje. Tenemos que mejorar".