AP
4 de junio de 2015 / 11:38 p.m.

Tras ocho días de descanso, los dos mejores equipos de la NBA y sus estrellas ofrecieron un gran espectáculo.

Solo uno lo mantuvo durante 53 minutos.

Stephen Curry sumó 26 puntos y ocho asistencias, y los Warriors de Golden State resistieron al ataque de LeBron James y los Cavaliers para vencer el jueves 108-100 a Cleveland en un emocionante partido que se extendió a tiempo extra para tomar ventaja de 1-0 en la final de la NBA.

Los Warriors, que disputan una final por primera vez en 40 años, ofrecieron a sus aficionados un buen espectáculo. Remontaron de una temprana desventaja de 14 puntos, absorbieron los 44 puntos de James, el líder encestador del partido, y frenaron a Cleveland en el tiempo extra.

James acertó 18 de 38 tiros de campo y aportó ocho rebotes y seis asistencias en 46 minutos. Pero el cuatro veces jugador más valioso de la liga falló un disparo crucial al final del cuarto periodo, y Cleveland erró sus primeros ocho disparos en la prórroga.

"Tenemos que hacer más en torno a él", dijo el técnico de los Cavs, David Blatt.

Para añadir más frustración a los Cavaliers, el base Kyrie Irving se retiró cojeando al vestuario luego de agravar el estado de su maltrecha pierna izquierda en la prórroga. No regresó a la cancha.

Blatt no tenía información de inmediato sobre el estado de Irving.

El segundo partido se disputará el domingo en Oakland.

En el primero de la serie final hubo 13 cambios de líder y 11 empates, aunque ninguno consiguió diferencias significativas en lanzamientos (Warriors 44,3%, Cavaliers 41,555), rebotes (Warriors 48, Cavaliers 45) o asistencias (Warriors 24, Cavaliers 19).

Al final, todo se redujo a sus estrellas ejecutando jugadas — o no.

James y Curry se echaron a sus equipos a la espalda en el último parcial, intercambiando anotaciones y asistencias en un partido de ida y vuelta ante 19.596 espectadores que abarrotaban las gradas — la mayoría vistiendo camisetas de color amarillo. Ambos tuvieron también oportunidades para llevarse el triunfo en el tiempo reglamentario.

Curry, el actual Jugador Más Valioso, venció a Irving después de driblar y avanzó para intentar la canasta que pondría por delante a su equipo. Pero Irving lo bloqueó desde atrás, J.R. Smith capturó el rebote y los Cavaliers pidieron un tiempo muerto a falta de 24,1 segundos.

James, intentando poner fin a los 51 años de Cleveland sin lograr un anillo de campeón, corrió contra el reloj y falló un tiro ante Andre Iguodala justo dentro del arco izquierdo, y un lanzamiento desesperado de Iman Shumpert casi entró sobre la bocina, provocando un suspiro colectivo en la grada.

Los Cavaliers nunca volvieron a estar tan cerca.

Curry forzó dos faltas al principio del tiempo añadido y sumó los cuatro tiros libres, y Harrison Barnes anotó un triple desde la esquina ante el banquillo de los Cavs para dar a Golden State una ventaja de 105-98 a falta de 2:02 que hizo que los espectadores animasen a pleno pulmón.

Irving, que terminó con 23 puntos, siete rebotes y seis asistencias, cojeó hasta la banca intentando sacudir su problemática pierna izquierda tras la jugada. Fue sustituido por Matthew Dellavedova.

Los Warriors se pusieron 108-98 por delante gracias a tiros libres a falta de 1:16 para la conclusión. Una canasta de James a falta de 8.9 segundos fueron los únicos tantos de su equipo en el añadido.

James, que falló tres tiros libres y tuvo dos pérdidas de balón en los minutos adicionales, salió de la cancha frustrado a medida que se agotaba el tiempo.