ap - @mmdeportesmx
3 de enero de 2016 / 11:12 a.m.

Klay Thompson encestó cuando quedaban 15,6 segundos en el tiempo extra y los mermados Warriors de Golden State se mantuvieron invictos en casa tras aguantar el sábado e imponerse 111-108 a los Nuggets de Denver, después de que Stephen Curry volviera a lesionarse la pierna izquierda.

El jugador de Denver Kenneth Faried salió de la cancha en camilla después del partido con un collarín que le estabilizaba la cabeza. Faried, lesionado al final del juego, alzó el brazo con el pulgar en alto en un gesto a los aficionados que seguían en el estadio.

Tras ser atendido por personal médico, salió de la cancha unos 10 minutos tras el final del partido.

En las repeticiones se veía que Faried recibió un codazo en la parte posterior del cuello. Anotó 15 puntos y tuvo 12 rebotes en casi 29 minutos para los Nuggets, que perdieron su quinto juego seguido.