7 de mayo de 2018 / 10:11 a.m.

El método de Kevin Durant para imponer su autoridad en un partido de playoffs es demasiado simple.

Durant logró 38 puntos y nueve rebotes y los Warriors de Golden State derrotaron el domingo 118-92 a los Pelicans de Nueva Orleáns para ponerse en ventaja 3-1 en la semifinal de la Conferencia Oeste.

Los Warriors se recuperaron de su derrota por 19 puntos en el tercer partido con un gran juego que les redituó el triunfo sin nunca estar abajo en el marcador y sacar ventaja de hasta 26 unidades.

“Intento convencerme de que doy mi mejor rendimiento cuando no me preocupo de lo que suceda después del partido, del resultado ni de nada”, declaró Durant. “Es entonces cuando me siento libre, me divierto y soy contundente. Ésa es la cuestión: solo intento jugar con fuerza sin importar que falle o no los disparos, solo seguir disparando, siendo agresivo”.

Durant acertó 15 de 27 tiros de campo. Stephen Curry anotó 23 unidades, Klay Thompson 13 y Quinn Cook, que estuvo en las reservas de los Pelicans a comienzos de la campaña, 12.

Houston también a uno de avanzar
Chris Paul asegura que para él los tiros desde media distancia son como bandejas.

Los Rockets de Houston derrocharon clavadas y triples en su camino para convertirse en uno de los mejores ataques de la NBA, pero las canastas en salto de Paul demostraron marcar la diferencia cuando los lanzamientos de tres no entran.

"No estaba bromeando sobre eso”, dijo Paul acerca de su comentario sobre las bandejas. "Si (Rudy) Gobert regresa, eso es lo que voy a lanzar”.

Paul anotó 27 puntos y capturó 12 rebotes, James Harden terminó con 24 tantos y los Rockets derrotaron domingo por 100-87 al Jazz de Utah. Houston tiene una ventaja de 3-1 en la serie de semifinales de la Conferencia Oeste.