AP - @MMDEPORTESMX
28 de julio de 2017 / 10:02 a.m.

Los Nacionales organizaron su propia versión del Derby de Jonrones. Y contra su voluntad, Michael Blazek terminó siendo algo semejante al pitcher de una práctica de bateo.

Washington empató un récord del equipo, al batear ocho cuadrangulares, incluyendo dos de Bryce Harper y otro par de Ryan Zimmerman, para aplastar el jueves por 15-2 a los Cerveceros de Milwaukee.

Los Nacionales igualaron dos récords de las mayores en un tercer inning en el que anotaron siete veces: más jonrones consecutivos (cuatro) y más cuadrangulares en una entrada (cinco).

“Tenemos una alineación que puede lograr cosas especiales”, manifestó Harper. “Cualquier cosa puede pasar”.

Merced a 19 imparables, Washington sumó su 18vo juego de la campaña anotando 10 carreras o más.

“Hoy dimos una gran exhibición ofensiva”, comentó el manager Dusty Baker.

Después que Harper sacudió un vuelacerca ante Blazek (0-1) en el primer acto, Brian Goodwin puso en marcha el festival de bambinazos en la tercera, con un tablazo de dos carreras. Wilmer Difo, Harper y Zimmerman le siguieron con otros vuelacercas.

La racha se vio interrumpida cuando Daniel Murphy fue sacado de out con un elevado, lo que produjo algunos abucheos en broma de parte de los fanáticos.

Pero Anthony Rendon reanudó la fiesta con un jonrón por el central que mandó a Blazek a las duchas, para poner un punto de exclamación en la primera apertura en las mayores para el derecho de 28 años, quien había cumplido 108 apariciones como relevista.

“Creo que hice algunos lanzamientos decentes, pero ellos conectaban todo”, opinó el derecho. “No pensé que esto resultaría así”.

Tampoco imaginó ser el primer pitcher de la historia que admite cinco cuadrangulares en una entrada.

Sólo otros cinco equipos de las mayores habían conectado cinco vuelacercas en un inning, algo que no ocurría desde 2006, cuando Milwaukee lo logró. Washington es el cuarto club que sacude cuatro palos de cuatro esquinas de forma consecutiva. El último había sido Arizona en 2010.

El abridor de Washington, Max Scherzer (12-5), no necesitó de mucha ayuda al permitir una carrera y tres hits, con nueve ponches y tres boletos.

Por los Cerveceros, los dominicanos Domingo Santana de 4-0, Jonathan Villar de 4-0 y Wily Peralta de 1-0. El venezolano Jesús Aguilar de 1-0, y sus compatriotas Hernán Pérez de 4-0 y Orlando Arcia de 1-0.

Por los Nacionales, el dominicano Difo de 5-2, con un jonrón, una remolcada y dos anotadas, y su compatriota Pedro Severino de 1-0. El venezolano Adrián Sánchez de 1-1 y su compatriota José Lobatón de 4-2, con un jonrón, tres impulsadas y una anotada.