AP - @MMDEPORTESMX
5 de diciembre de 2016 / 10:55 a.m.

Hace unas pocas semanas, Michael Jordan ayudó a introducir a Russel Westbrook en el Salón de la Fama de Oklahoma y se describió como un seguidor del juego del base del Thunder.

Ahora, Westbrook ha conseguido algo que nadie había logrado desde Jordan: se convirtió en el primer jugador con cinco triples-dobles consecutivos desde que Michael Jordan hilvanó siete en 1989. El domingo acabó con 28 puntos, 17 rebotes y 12 asistencias, y el Thunder de Oklahoma City derrotó 101-92 a los Pelicans de Nueva Orleáns.

El Thunder ha salido airoso en los cinco partidos de la tanda de triples-dobles de Westbrook.

"Sinceramente, yo sólo juego", dijo. "No quiero entrar en una conversación sobre si voy a hacerlo todas las noches. Sólo salgo y compito a alto nivel todas las noches, como he hecho desde que estoy en la NBA".

Fue el décimo triple-doble de Westbrook en la campaña y el 47mo de su carrera. Pero a él le preocupa más el hecho de que el Thunder se ha recuperado de una mala racha y mejorado a 13-8.

"Sólo es que me gusta ganar", dijo. "Sinceramente, eso es lo más importante. Asegurarme de que mis compañeros están bien, y asegurarme de que todo el mundo está contento con su juego, y asegurarme de que ganamos el partido".

Enes Kanter aportó 17 puntos y 10 rebotes por el Thunder.

Anthony Davis, el máximo anotador de la NBA, totalizó 37 puntos y 15 rebotes por los Pelicans. Buddy Hield colaboró con 16 puntos.

Oklahoma City estaba 49-41 arriba en el descanso. Westbrook llevaba 12 puntos, nueve revotes y seis asistencias en la primera mitad, y Davis mantuvo a los Pelicans en carrera con 24 puntos y 10 rebotes.

Westbrook hizo un demoledor mate con la mano derecha tras un ataque por el centro en el tercer cuarto, y le dio a Oklahoma City una ventaja de 57-47. Logró el triple-doble con una asistencia a Kanter para un mate cuando quedaban 2:14 del tercer cuarto. El Thunder abrió una distancia de 78-66 en el último cuarto.

Buddy Hield metió un triple para reducir a cuatro la ventaja rival cuando quedaban menos de dos minutos, pero un triple de Westbrook con 51,3 segundos para la bocina volvió a ampliar la diferencia a 99-92.

"Aún estábamos ahí mismo, y dada la oportunidad, Russell va a hacer una gran jugada", comentó el técnico de los Pelicans, Alvin Gentry. "El gran triple que encestó probablemente marcó la diferencia en el partido".