josé manuel villalva - facebook: elpepesports
22 de junio de 2017 / 10:30 a.m.

Hace una semana, Yasiel Puig de los Dodgers de Los Ángeles, fue suspendido un juego de hacer señales obscenas a aficionados de los Indios de Cleveland. Ahora hace enojar a los Mets de Nueva York.

En la cuarta entrada, conectó un cuadrangular de tres carreras. A varios jugadores de los Mets no les pareció la forma de como disfrutó su buena jugada.

Puig al correr por primera base discutió con Wilmer Flores. Al parecer le dijo una maldición.

Entre innings platicó con Yoenis Cespedes y José Reyes.

Nunca hay un momento aburrido con el jugador cubano.

jmv