10 de marzo de 2014 / 08:32 p.m.

El defensa lateral confesó sentir impotencia por no poder estar en la cancha en medio del mal momento que atraviesa Rayados.

 

Dos semanas después de ser operado de su rodilla derecha, Darvin Chávez regresó a El Barrial para llevar el programa de rehabilitación estimado de seis a siete meses.

El defensa lateral de los Rayados dijo que buscará ir poco a poco en su recuperación tratando de que no le afecte en el aspecto anímico el saber que se perderá lo que resta del actual torneo corto y la mitad del siguiente.

Darvin admitió vivir impotencia por no poder participar en la cancha en medio del mal momento que atraviesa el Monterrey en la temporada.

-¿Cómo está tu ánimo?

"Bien, digo, pues todavía pues un poco triste por lo que pasó y todo pero bueno, hay que seguir adelante para volver pronto", declaró Chávez.

-Parece que este equipo tiene mala suerte.

"Sí, bueno, es triste y te digo aquí nosotros estamos mal, sabemos que no están saliendo las cosas, se ha dicho mucho de todo eso y bueno ahora más que nunca tenemos que estar más fuertes y más unidos, te digo, es algo que creo no nos había pasado y te digo tratar de revertirlo lo antes posible.

Ahorita yo no puedo jugar y eso pero estar con el equipo, apoyando y echando ánimos para que salga adelante".

-¿Hay impotencia por no poder ayudarlos?

"Sí claro, triste y también por el deseo de querer estar jugando y no se puede pero ahí con alguna cosa u otra, un granito de arena poner para que el equipo levante".

El futbolista fue operado el pasado viernes 21 de febrero en Guadalajara por el doctor, Rafael Ortega.

Darvin tuvo en Guadalajara las primeras dos semanas de rehabilitación antes de presentarse este lunes a El Barrial.

El jugador fue sometido a una operación para reparar el ligamento cruzado de la rodilla derecha, roto al "atorarse" su tachón durante un entrenamiento.

De acuerdo al diagnóstico inicial, Darvin estaría de regreso en el futbol entre septiembre y octubre.

TOMÁS LÓPEZ