22 de marzo de 2013 / 08:48 p.m.

El lavado de manos o alimentos salvaría dos millones de vidas cada año, la mayoría de ellos de niños, señaló la organización Agua y Saneamiento de Acción contra el Hambre.

 

Madrid • La organización Acción contra el Hambre advirtió hoy que extender el uso del jabón podría reducir a la mitad el número de muertes relacionadas con el agua, o lo que es lo mismo salvar dos millones de vidas cada año, la mayoría de ellos de niños.

En el marco de la conmemoración este viernes del Día Mundial del Agua, señaló que una inversión de 3.35 dólares en promover el lavado de manos reporta los mismos beneficios a la salud que una inversión de 11 dólares en construcción de letrinas.

Asimismo que una inversión de 200 dólares en abastecimiento de agua para las viviendas o una inversión de miles de dólares en inmunización.

La organización anotó que algo tan sencillo como lavarse las manos durante 30 segundos con jabón antes de comer o manipular alimentos y después de defecar podría reducir a la mitad las enfermedades relacionadas con el agua (segunda causa de mortalidad infantil en el mundo).

Asimismo decrecerían hasta en 25 por ciento las enfermedades respiratorias (primera causa de mortalidad infantil).

El responsable de Agua y Saneamiento de Acción contra el Hambre, Pablo Alcalde, explicó que se trata de un poder a priori difícil de entender, ya que "es una creencia extendida que el agua es suficiente para eliminar la suciedad".

"No se establece fácilmente un vínculo entre la falta de jabón y la enfermedad, cosa que sí ocurre entre la enfermedad y el consumo de agua o alimentos en mal estado", añadió.

Indicó que "no se trata de establecer un ranking, pero la experiencia sobre el terreno, en todas las regiones en las que intervenimos, nos ha mostrado que la promoción del lavado de manos con jabón y la distribución de jabón en emergencias es mucho más eficaz a la hora de combatir la morbilidad".

Anotó que la falta de jabón es, además, una de las causas que puede desembocar en desnutrición, ya que las diarreas son uno de los principales factores desencadenantes de ésta.

"Los mapas de la desnutrición y de la falta de higiene podrían, de hecho, superponerse: gran parte de sus fronteras coincidirían", concluyó.

NOTIMEX