5 de abril de 2014 / 10:35 p.m.

Después de la sanción de la FIFA hacia el Barcelona, que se originó tras la irregularidades en la contratación de menores, la afición culé desplegó una manta en el duelo ante el Betis en el que expresaron: "La Masia no se toca". 

La misma frase la utilizó el presidente del cuadro azulgrana, José María Bartomeu, cuando se le preguntó sobre si cambiaría el método de formación en el club. 

MMDEPORTES