27 de septiembre de 2014 / 04:01 a.m.

León, uno de los clubes más ganadores en la época profesional del futbol profesional en México, debe clasificar a la liguilla del Torneo Apertura 2014 de Liga MX, y si queda fuera de la fiesta el técnico uruguayo Gustavo Matosas renunciará por dignidad.

"Si no calificamos a la liguilla me voy, sí. León merece un técnico que lo califique siempre a la liguilla, un técnico ganador, que siempre esté dando qué hablar cosas buenas del equipo. Si yo no soy capaz de calificar al León a la liguilla me tengo que ir", indicó.

El técnico que regresó a la fiera al máximo circuito y ya lo llevó a dos campeonatos en la Liga MX (Apertura 2013 y Clausura 2014), advirtió que la directiva ya tiene pleno conocimiento de dicha determinación.

"Ya dialogué con ellos, pero también creo que el León, a lo mejor, precisa un cambio de aire, otro entrenador, porque si yo no soy capaz de meterlo a la liguilla yo me tengo que ir, porque yo no estoy cuidando la chamba, yo no soy así", advirtió esta tarde.

"Más que esté hablado o no, (su probable renuncia) es un tema de dignidad. Si yo no soy capaz de calificar a un equipo que tiene grandes jugadores a la liguilla me tengo que ir, no hay mucha cuenta matemática", manifestó en charla con reporteros.

Previo al entrenamiento que la fiera efectuó esta tarde en el antiguo Centro de Capacitación de la Federación Mexicana de Futbol, de cara al choque de mañana a Cruz Azul en la fecha 10 del Torneo Apertura 2014 de Liga MX, el charrúa indicó "yo no estoy atornillado ni cuidando la chamba, yo quiero salir campeón".

Firme en su postura de dejar el cargo de Esmeraldas en caso de no culminar entre los ocho finalistas, el estratega aseveró además que en caso de quedar eliminado y salir de la fiera sería hasta entonces que esperaría ofertas.

"Yo sigo en León. Todo lo que se hable son especulaciones, y especulaciones sin fundamentos. Porque una cosa que tengo clara es que hasta que no me vaya de León no hablaré con nadie", expresó.

"Aunque se me acerquen, yo no voy a hablar con nadie, porque se lo debo al León, se lo debo a la familia Martínez, se lo debo a mi afición y sólo hay una manera de hacer las cosas y es hacerlas bien", sentenció.