11 de mayo de 2014 / 10:31 p.m.

Gustavo Matosas, estratega del León, da muy poco crédito por la hazaña de su equipo de haber llegado a la final pese a que entraron como octavos a la liguilla, detalla que todas las virtudes y calidad es de su plantilla de jugadores, quienes con base en el carácter y la jerarquía han sabido pasar un par de series donde arrancaron como víctimas, Cruz Azul y Toluca, pero que ahora los tiene a un pase de refrendar ese título de liga que ganaron el torneo pasado.

Matosas aceptó que fue un serie complicada pero que sus jugadores supieron solventar de manera inteligente y sin dejar duda de que son un serio candidato al bicampeonato. "Es una cacha dura, Toluca un gran rival, ha hecho un gran campeonato, fue segundo en la general, tiene buenos jugadores, una institución seria y hicieron un gran trabajo, fue una serie complicada, pero gracias a la calidad, jerarquía y carácter de los jugadores de León pasamos la fase", explicó.

Y añadió: "el futbol es como la ida un continuo aprendizaje, la Copa Libertadores nos hizo crecer mucho. Debo felicitar a Toluca, al cuerpo técnico, a la afición que alentó en todo momento, pero agradecer más a la gente que vino de León y el carácter de los jugadores que hicieron un partido inteligente".

Al estratega de la fiera poco le importa saber que fueron octavos en la liga o que no hicieron muchos puntos como el resto de sus rivales de liguilla, detalla que cumplieron con el reglamento y si están en la final tiene el mismo derecho de Pachuca de soñar con una estrella más para la Fiera.

"Las finales nunca son sencillas pero el equipo está acostumbrado. León es un equipo que corre, lucha, dispuesto a sufrir y jugar para vencer, respetamos a todos los rivales, sólo que somos un equipo con extraordinarios jugadores y que afortunadamente me tocó dirigir".

ANHELAN EL BIPor su parte los jugadores de León saben que están ante la oportunidad histórica de conseguir un bicampeonato, aunque prefieren ir paso a paso, con la mesura y respeto que les merece su rival en la última serie: el Pachuca.

"Es un objetivo más cumplido, ojalá podamos ponerle la cereza en el pastel sabiendo que hay un fuerte rival enfrente en la final. Hemos pasado por dos grandes pero no significa que ya esté hecho todo, no hay nada escrito y nos tocará escribir una nueva historia y ojalá sea a favor de León. El bicampeonato ilusiona, primero es este título y la consecuencia sería un doblete".

Por su parte Rafael Márquez detalló: "Creo que será una final complicada, ahora tenemos esa oportunidad del bicampeonato y creo que todos queremos defender el título, ser campeones, tenemos esa hambre y el equipo se encuentra bien".

JESÚS QUEZADA