8 de enero de 2015 / 05:52 a.m.

La edición 2015 de Rayados muestra a un equipo más nutrido y equilibrado y para muestra la práctica del miércoles.

Y es que luego de la llamada de atención que el equipo recibió el martes de parte del técnico Carlos Barra, el entrenamiento subió de intensidad y entrega dando como resultado una real competencia en el plantel albiazul.

Sin tener un marcador final y partiendo como referencia que los refuerzos están siendo tomados en cuenta en un cuadro que tiene como base a Orozco, Zavala, Stefan y Pabon mientras que Lucas Silva, Cándido Ramírez, Omar Arellano y Neri Cardozo han pasado a engrosar las filas del que pudiera ser el equipo B, ambos parados tácticos se dieron con todo al pelear por la pelota de manera futbolística, mostrando calidad, entrega y sacrificio al grado de que los propios jugadores terminaron agotados pero consientes de la rivalidad que hay en el plantel por buscar la titularidad.

"Estuvo fuerte hoy, pero que buen entrenamiento", dijo Omar Arellano al final de la practica en tanto Jesús Zavala comentó "será un equipo con más posesión de balón según lo que se ha visto".

Lo cierto es que a diferencia de torneos pasados, hoy no es tan marcada la diferencia de equipos en un interescuadras y lo mejor es que se nota la competencia interna, al menos en el arranque de torneo.

Rayados tendrá aún tres días para encontrar su mejor once, en caso de que llegue el pase internacional de Yimmi Chará, Edwin Cardona y Alexander Mejía serán contemplados de arranque ante la U de G, pero si no, Carlos Barra podrá confiar en Lucas Silva, Severo Meza y Neri Cardozo.

JOSÉ LUIS GARZA