5 de mayo de 2014 / 01:04 a.m.

Floyd Mayweather Jr. no dejó de sonreír mientras se dirigía a una escalera eléctrica con su enorme séquito, levantando los pulgares hacia los aficionados que lo saludaban.

Mayweather libró otra pelea, y la próxima podría ser contra el hombre que ha estado más cerca de propinarle su primera derrota en 16 años de carrera profesional.

Marcos Maidana estuvo a punto de lograr lo que otros 45 boxeadores no hicieron, arrebatar la victoria a Mayweather. El argentino cayó por decisión dividida en el combate a 12 asaltos, un resultado que enfureció al retador y a los aficionados en la arena del hotel MGM Grand.

Mayweather fue más golpeado que en cualquier otra pelea en su carrera, y se vio obligado a pisar el acelerador a partir de los rounds intermedios para mantener su foja invicta. Maidana consideró que el boxeador más rico del mundo es un peleador ordinario y dijo merecer una revancha en septiembre.

"Si el público desea ver que hagamos esto de nuevo, lo haremos de nuevo", sostuvo Mayweather.

Maidana lanzó el doble de golpes que el estadounidense, pero Mayweather fue más eficiente al conectar más de la mitad de sus golpes en una pelea en la que fue puesto a prueba. Mayweather, de 37 años, ganó cinco de los últimos siete episodios en dos de las tarjetas de los jueces y seis de los siete finales en la tercera para rescatar el triunfo.

La sangre manaba sobre su ojo derecho, por un corte producto a un cabezazo en el cuarto round que, asegura Mayweather, le impidió ver durante dos asaltos.

En ese momento, el mejor púgil del mundo libra por libra tuvo que hurgar hasta el fondo de su chistera de trucos para sobrevivir a lo que para muchos pintaba como un día de trabajo relativamente fácil, con una bolsa de 32 millones de dólares, contra un rival que estaba abajo 6-1 en las apuestas.

Maidana dio más golpes contra Mayweather que cualquier otro boxeador, lanzando los derechazos de arriba hacia abajo que con frecuencia dieron en la parte superior de su cabeza. Mayweather respondió con rectos de derecha y ganchos de izquierda, pero nunca pudo causar daño a su rival en el combate por los títulos mundiales de peso welter de la CMB y de la AMB.

El monarca dijo que decidió plantarse y combatir frente a frente con Maidana a fin de deleitar a los aficionados.

"Tuve una dura pelea", dijo Mayweather. "Normalmente me gusta salir y boxear y moverme. Pero él me presionó, por lo que entonces decidí que tenía que hacerla competitiva y pelear de manera diferente. Quería brindar a los aficionados lo que sé que querían ver, por lo que me quedé parado y lo encaré".

Al final, sin embargo, Mayweather se llevó la victoria —al igual que en sus 45 combates anteriores. La decisión fue recibida con incredulidad por Maidana y fuertemente abucheada por el público. El estadounidense retuvo su título mundial welter al ser ganar 117-111 en la tarjeta de un juez y 116-112 en la de otro. Un tercer juez decretó un empate de 114-114.

La tarjeta de The Associated Press registró 115-113 a favor de Mayweather.

Mayweather se encuentra en la mitad de su contrato de seis peleas con la cadena Showtime y se supone que peleará una vez más en septiembre. Otro posible rival aparte de Maidana sería el británico Amir Khan, que se vio bien en su debut en peso welter en la misma función al llevarse una decisión sobre Luis Collazo.

Pero Kahn no puede pelear en septiembre debido a que su entrenamiento sería interrumpido por la celebración musulmana del Ramadán.

AP