9 de octubre de 2014 / 03:43 a.m.

A las 16:00 horas Albert Benaiges fue despedido de Chivas. A esa hora en el club de Verde Valle entrenaban las categorías menores y una decena de padres de familia se enteraron del despido y le dieron una calurosa despedida al catalán.

En una entrevista exclusiva con La Afición, Benaiges, habló sobre su despido.

"Me tomó por sorpresa, pero entiendo que Néstor tiene nuevos compromisos con esta nueva dinámica del club, suele pasar y hay que tomarlo con deportividad y recordar a Chivas como un gran club en el que he pasado".

¿Le dolió?

" Sí, porque dejo al club donde hay personas importantes que quiero mucho y que me quieren mucho".

¿Te arrepientes de haber venido a Chivas?

"Pues no sé, vine a Chivas y tenía otras dos ofertas de venir a trabajar a México y todo el mundo me advirtió de lo que podía pasar con Vergara, no lo esperaba de verdad y se han cumplido los pronósticos".

LO DESPIDEN ENTRE VÍTORES Y LLANTOS

Albert salió de Verde Valle a las 18:00 horas y los papás presentes, unos 50, lo despidieron en medio de cantos y aplausos, pues consideran que después de Benaiges no hay nadie mejor en el mundo para la formación de jugadores.

"No sé si hay imagines circulando por ahí, pero sabes había niños llorando, madres llorando, coreando mi nombre y el de Rafa Fernández, llamadas constantes, me han dado regalos, un celular, estoy impresionado por el cariño de la gente de las canchas, no de las oficinas. El recuerdo de verlos llorando es lo que me voy a llevar".Benaiges se quedará en México hasta el año próximo y le comentó a La Afición que está abierto a escuchar ofertas, pues desea seguir en el futbol mexicano.

"Acá me quedo, es mi país y les quiero dar estabilidad a mis hijos".

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ