10 de abril de 2013 / 11:04 p.m.

México • Investigadores médicos urgieron a desarrollar nuevos medicamentos o vacunas contra las enfermedades conocidas como "olvidadas" o "de los pobres", como chagas, malaria, tuberculosis, mal del sueño y leishmaniasis, que lejos de desaparecer van en aumento.

Durante la entrega del Premio Carlos Slim Salud 2013, el investigador peruano José Eduardo Gotuzzo Herencia insistió que es preocupante que padecimientos como la tuberculosis se sigan tratando con fármacos que se desarrollaron hace 50 años.

Lamentó además que sólo sean tratadas uno por ciento de las personas con enfermedades parasitarias como el chagas, que transmite una chinche, a pesar de que padecimientos de ese tipo lejos de desaparecer van en crecimiento en todo el mundo, por la movilidad de personas que ha provocado la globalización.

Gotuzzo Herencia, quien obtuvo el reconocimiento por su trayectoria en la investigación de esos males, resaltó que tan sólo la enfermedad de chagas ocasiona al año la muerte de 12 mil personas en América Latina, donde anualmente se registran 55 mil casos.El investigador subrayó que "16 por ciento de los cánceres están asociados a alguna enfermedad infecciosa; es decir, una de cada siete bioplastias en el mundo están asociadas con enfermedades infecciosas en todo el mundo, así es que por eso creemos que es importante el reducir este tipo de enfermedades", señaló.

A su vez el doctor Eric Stobbaerts, del Instituto DNDi Latin America o Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas de Brasil, quien ganó también el premio por sus trabajos y logros en tratamientos de ese tipo, también consideró que dichos males requieren una atención urgente.

El especialista indicó que las enfermedades olvidadas requieren una respuesta urgente en el continente americano, ya que causan morbilidad y mortalidad significativas y son una amenaza en los países donde son enfermedades endémicas, como el nuestro.

Destacó que en México ya se realiza una vacuna contra el chagas, que es la principal causa de muerte parasitaria en América; sin embargo hace falta una respuesta coordinada y un plan de acción que pueda controlar la "tragedia silenciosa" que son las enfermedades olvidadas.

"Estando en México vemos la oportunidad de poder incidir en el control de la enfermedad; por un lado México es uno de los países de la región que padece este enfermedad, un país endémico, pero a la vez un país con una enorme capacidad para innovar, para invertir en un cambio tanto nacional como a nivel global", sostuvo.

NOTIMEX