28 de septiembre de 2013 / 04:15 p.m.

BEIJING— El médico Guo Zhihui, del Hospital Médico Fujian en la Universidad Unión, en la provincia suroriental china de Fujian, pasó nueve meses cultivando el injerto para un hombre de 22 años de edad, cuya nariz está dañada.

Las impactantes imágenes del implante —con la fosa nasal colocada diagonalmente hacia arriba en la parte izquierda de la frente del paciente— atrajeron gran publicidad después de que comenzaron a circular en los medios de comunicación de China esta semana. Guo planea recortar la nariz de la frente y dejar una sección de la piel conectada, para luego girarlo e injertarlo en posición en una operación posterior.

"Sólo estábamos interesados en ayudar al hombre y no esperábamos que fuera suscitar tanta atención", dijo Guo el viernes en entrevista.

Los cirujanos habían utilizado previamente cartílago para ayudar a reconstruir narices y están experimentando con el cultivo de nuevas a partir de células madre en otras partes del cuerpo, como el antebrazo. Pero este es el primer caso conocido de una construcción de nariz en la frente.

Alexander Seifalian, profesor de nanotecnología y medicina regenerativa de la Universidad College de Londres, y quien ha trabajado en trasplantes con células madre, dijo que el injerto de nariz en la frente tiene sentido porque la piel de ahí tiene la misma "estructura y textura" que la de la nariz.

Sin embargo, no le quedaba claro por qué el equipo chino construyó la nariz en la frente y no en su posición correcta. Un injerto de la nariz a partir de células madre podría ser preparado en otra parte del cuerpo primero, pero en esta operación se utilizó cartílago existente, dijo Seifalian.

El paciente perdió parte de su nariz en un accidente en agosto de 2012 y no se sometió de inmediato una cirugía de reconstrucción porque no podía pagarla, dijo Guo. Después, una infección devoró gran parte del cartílago de la nariz, dijo.

Guo dijo que su equipo examinó lo que quedaba de la nariz y concluyeron que habría pocas posibilidades de injerto de cartílago viable allí y por eso decidieron construirla en la frente. Cuando la nueva nariz sea rotada e injertada en su posición, tendrá en un principio su propio suministro de sangre a partir de los enlaces con la frente, antes de desarrollar nuevos vasos sanguíneos.

El equipo primero expandió la piel en la frente del hombre por más de tres meses antes de usar cartílago de las costillas para construir el puente de la nariz. Por último, el equipo de Guo construyó las fosas nasales.

"Esculpimos la nariz en tres dimensiones, como carpinteros", explicó.

AP