28 de abril de 2014 / 12:53 a.m.

 Stephen Curry coló siete triples y acabó con 33 puntos, para guiar el domingo a los Warriors de Golden State a una victoria 118-97 sobre los Clippers, lo que niveló una serie de primera ronda de los playoffs de la NBA totalmente eclipsada por el escándalo de racismo que involucra al dueño del equipo de Los Ángeles.

Previo al inicio del partido, los jugadores de los Clippers repudiaron a Donald Sterling, el propietario. En una protesta silenciosa, se quitaron las camisetas de calentamiento. También se pusieron al revés sus camisetas rojas durante la práctica y exhibieron pulseras y medias negras.

"Deseábamos salir y enfocarnos en todo el trabajo que le hemos metido a mediados de año y a lo largo de la temporada para estar listos en este momento de los playoffs y sólo divertirnos y disfrutarlo —no para permitir que una persona lo arruine todo", dijo Curry.

Con Curry al mando, los Warriors dominaron el partido con contundencia. Embocó sus primeros intentos de triple, lo que dio a Golden State una ventaja de 20 puntos en el primer cuarto.

Curry acabó acertando siete de los 14 intentos detrás del arco. También repartió siete asistencias y recuperó siete rebotes.

Los Clippers acumularon 19 pérdidas de balón, mientras que los Warriors registraron 15.

"La mejor manera de explicarlo sería quizá decir que nuestra atención no se hallaba en el lugar correcto", dijo el base de los Clippers, J.J. Redick.

El quinto partido se disputará el martes en Los Ángeles.

Andre Iguodala añadió 22 puntos con nueve asistencias, en tanto que David Lee, Klay Thompson y Harrison Barnes aportaron 15 cada uno.

Jamal Crawford anotó 26 puntos, mientras que Blake Griffin añadió 21 con seis rebotes por un equipo de los Clippers jaqueado por la polémica.

"Pienso que ambos equipos de cierta manera estaban molestos por lo que ha sucedido en las últimas 24 horas", dijo el entrenador de los Warriors, Mark Jackson. "Pero mis chicos jugaron con gran energía, gran esfuerzo".

El duelo de postemporada pasó a un segundo plano, al menos antes del arranque, luego que el cibersitio TMZ difundió una grabación de audio en la que supuestamente Sterling le pide a una mujer que no lleve a negros a los partidos del equipo. Los presuntos dichos, que son investigados por la NBA, han provocado revuelo e indignación.

Adam Silver, el flamante comisionado de la liga, acudió al partido y se reunió en privado con Kevin Johnson, el retirado armador que ahora funge como alcalde de Sacramento. Johnson está asesorando al gremio de jugadores en el caso Sterling.

De hecho, Johnson ofreció una rueda de prensa durante el descanso, y ésta se extendió hasta el inicio del último cuarto.

Silver indicó que la NBA espera que su investigación culmine rápidamente, y adelantó que Sterling aceptó no acudir al quinto partido.

AP