21 de junio de 2014 / 10:14 p.m.

En el mejor partido de este mundial, Alemania empato a dos goles con la selección de Ghana en la ciudad de Fortaleza, teniendo como protagonista a Miroslav Klose que marcó su gol numero 15 en copas del mundo, para igualar la marca de Ronaldo. Ambos equipos jugaron muy ofensivos, generando una cantidad enorme de opciones de gol. Los alemanes llegan a 4 puntos y los Ghaneses apenas suman su primera unidad en el Grupo G.

Primer Tiempo

Alemania utilizó un 4-3-3 de inicio. Neuer en el arco; cuatro en el fondo, Boateng por izquierda, los centrales Mertesacker y Hummels, lateral derecho Höewedes. Algo extraño es que los alemanes habiliten a centrales como laterales: los cuatro del fondo son centrales en sus equipos. Jugaron con un solo contención, Lahm, interior derecho Khedira, interior izquierdo Kroos y adelante tres delanteros, Ozil por derecha, Muller de nueve y Goetze por izquierda. El estilo alemán es muy vertical. Tocan de primera, máximo de dos toques. Todos participaron en la elaboración de jugadas. A pesar de que el bloque defensivo Ghanés era muy bueno, los alemanes se encargaban de abrir la cancha y luego atacar por dentro, con mucha paciencia y precisión. Toni Kroos tuvo dos tiros de larga distancia. Muller tuvo una muy clara a pase de Ozil. Goetze no pudo terminar ninguna de las opciones que generó en la contra. En resumen, los alemanes tuvieron la pelota y las llegadas claras, faltó contundencia. Mientras que Ghana apelaba a los cambios de frente. Encontrando las espaldas de Hoewedes en dos ocasiones para que Atsu llegara a línea de fondo. Gyan tuvo un par de acciones dentro del área y Muntari tuvo la más clara al tirar un bombazo de larga distancia para que Neuer en el fondo se recostara. Buen partido de ambos lados, cada uno con sus fuerzas y debilidades.

Segundo Tiempo

El segundo tiempo arrancó de locura, ida y vuelta, los alemanes abrieron con gol de Mario Goetze. Fue Thomas Muller quien lanzó un centro preciso entre la marca de Afful y Boye para que llegara en diagonal Gotéese, quien conectó con la parte baja de la frente, la pelota le pegó en el muslo y finalmente marcaba el primero. Ayew de cabeza ponía el uno por uno después de rematar un centro por derecha. Más adelante Gyan marcaría en un grave descuido de los alemanes el dos por uno que le daba la ventaja a los ganeses. Muntari recuperó un balón en salida y lo cedió al espacio entre Hummels y Mertesacker para que Gyan les diera la ventaja momentánea. Joachim Loew no daba paso a creer lo que estaba pasando en la cancha y mandó al terreno a Klose y a Schweinsteiger al mismo tiempo. No pasaron ni cinco minutos cuando Klose encontró una pelota, peinada por Höewedes en el área chica, para empujarla y marcar el dos a dos. Klose con este gol llegó a 15 goles anotados en copas del mundo y empató la marca de Ronaldo. Después de los dos goles, los equipos siguieron atacando hasta que en el minuto 93, Thomas Muller sufrió una herida en la ceja derecha, después de buscar una pelota por aire y chocar brutalmente contra el hombro de Boye. Muller estuvo tirado en el cesped por espacio de 5 minutos hasta que se incorporó. Alemanes y ghaneses dieron el mejor partido del mundial hasta este momento.

WILLIE GONZÁLEZ