20 de marzo de 2014 / 04:52 p.m.

El portero mexicano Guillermo Ochoa tiene la mirada puesta en ser titular de la selección de su país en la Copa del Mundo Brasil 2014, sin embargo vivencias del pasado lo aquejan e incluso todavía no tiene su presencia segura en el certamen.

"Memo" Ochoa, quien se desempeña en el Ajaccio de la Liga 1 de Francia, sabe de sus capacidades para defender el arco del Tricolor en tierras brasileñas, pero la última palabra la tendrá el entrenador Miguel Herrera.

Existe incertidumbre en el cancerbero jalisciense, pues ni siquiera tiene seguro un puesto en la lista de 23 elementos que asistirán al magno certamen, así que toma las cosas con calma y deberá trabajar cada vez mejor con su club.

Lo ocurrido de cara al Mundial de Sudáfrica 2010 afectó a Guillermo Ochoa, debido a que fue suplente en el máximo torneo donde el titular era Óscar "Conejo" Pérez a pesar de que "Memo" jugó gran parte de las eliminatorias.

"Jugué todos los partidos de la fase de clasificación con Javier Aguirre y cuando llegó el Mundial pensaba ser titular. No esperaba ser suplente. Todavía hoy día desconozco las razones y no he pedido explicaciones. Pero eso me dejó huella", mencionó Ochoa.

En entrevista al diario "Le Parisien", el portero del América espera que la tercera oportunidad sea la vencida, dado que en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 fue suplente, aunque para Brasil 2014 todavía no tiene su puesto asegurado, compite con José de Jesús Corona (Cruz Azul), Moisés Muñoz (América) y Alfredo Talavera (Toluca).

Ochoa Magaña se mostró orgulloso de ser mexicano y de igual forma por el hecho de convertirse en el primer arquero azteca en militar en el futbol del viejo continente, donde tiene el objetivo de triunfar para abrir la puerta a más compañeros porteros.

"Amo mi país a muerte y siempre hablo bien de él. Tenemos la mejor comida, las playas más hermosas,... Soy el primer portero mexicano que ha llegado a Europa y soy una especie de embajador para que se confíe en los metas mexicanos", señaló.

El guardameta mexicano de 28 años de edad cumple con su tercera campaña en el Ajaccio, donde ha sido factor para salvarlo del descenso en dos ocasiones y aunque en la presente temporada el club de Córcega está destinado a bajar de categoría, Ochoa no se arrepiente de haber continuado, en lo que será su último torneo con los rojiblancos.

NOTIMEX