18 de junio de 2014 / 04:24 a.m.

Primer Tiempo

Brasil entró con un clásico 4-4-2, haciendo todas sus salidas desde el arquero, para tocar la pelota desde el fondo. Comenzaron muy imprecisos los primeros 10 minutos, ya que México los ahogaba en la salida. Oribe y "Gio" presionaban y robaban. Brasil estaba en un periodo de asfixia, no se sentía cómodo, pero México no tuvo la capacidad para profundizar con más velocidad. Y a pesar de complicarles la salida, los mexicanos no generaron opciones claras de gol. Veía a Dani Alves muy acelerado. Marcelo no aparecía y los volantes Ramires y Oscar no aportaban gran cosa. Hasta que México se tiró un poco atrás, cedió la iniciativa a los locales y los siguientes 20 minutos fueron de pánico puro.

Ochoa sacó un remate de Neymar, atajó un offside de Fred y atajó una clara de gol a "Paulinho". Brasil fue dominante en estos minutos hasta que llegó el minuto 30. México adelantó a sus tres volantes interiores y eso lo llevó a tener mejor control y volumen en el medio. Quedó claro que si "Gallo", Guardado y Herrera ocupan una posición más adelantada en campo, le dan mayor proyección ofensiva a México. Los mexicanos intentaron una y otra vez de larga distancia, abusaron de este recurso, y aunque teníamos la pelota y la tratábamos bien, nuestro tiros lamentablemente pasaban por encima del arco. Todos los tiros al arco de Julio César pasaron por fuera de la portería.

Así término el primer tiempo con un 0-0 a favor de Brasil; nada más por haber tenido las más claras. Lo que hay que destacar es que Layún estaba muy ansioso y Aguilar pasó desapercibido. Ochoa en gran forma como regularmente lo hace en su club.

Segundo tiempo

Los carrileros mexicanos y los tres interiores siguieron adelantados como cerraron el primer tiempo. Jugaron más ofensivos, se pararon para atacar, para agredir a Marcelo y a Dani Alves y el segundo tiempo arrancó con un México muy bravo en la recuperación de la pelota. Muy efectivo, recuperaban rápido y tiraban al marco. Hasta el minuto 55 México por fin lanzó un tiro al arco que llegaba a manos de Julio César. Herrera y "Gallito" patearon al arco rival y sus disparos de nueva cuenta pasaron por fuera de la portería. Teníamos la pelota, el control, pero no el gol. Y tampoco puntería. Brasil apelaba a la salida rápida y el contragolpe con Neymar. Ramires se fue de la cancha por malo. Bernard ocupó su lugar y fue lo mismo. Fred, perdido entre los tres centrales mexicanos. No lo dejaron hacer nada. "Paulinho" y Luiz Gustavo no sabía qué hacer con Guardado, "Gallo" y Herrera, que se les aparecían por todas partes. Brasil era un caos.

Me dio pena ver así a los brasileños. Creo que a ellos también. Neymar no juega nada. Hace dos firuletes y ya. Intrascendente. Me parece mejor jugador Herrera que Neymar. Herrera es más funcional para el equipo. Herrera juega para todos y todos juegan para Herrera. Guardado, notable; es el que mejor trata la pelota.

El técnico Miguel Herrera apostó por "Chicharito" en lugar de Oribe y resultó un desastre. Tres remates malos y dos faltas que le cometieron. "Chicharito" desentona en este equipo, no debería jugar más. Fabián, muy bien en los pocos minutos que jugó y Raúl Jiménez tuvo la más clara de los mexicanos. Dos cosas para terminar: Ochoa desde hace años hace lo que hizo hoy, sólo que pocos se lo reconocen. Y la última: si Brasil fuera dirigido por Miguel Herrera, la verdeamarela fuera un equipo de futbol y no uno de solistas.

PD. Si creíamos que "Chicharito" es malo, el delantero que metió Felipao de nombre Jo, es lo peor que yo haya visto en mi vida. Parece más basquetbolista que futbolista. Un caso raro del futbol.