25 de mayo de 2013 / 04:11 p.m.

La carrera más "lenta" del año se corre este fin de semana en el Principado de Mónaco, lugar en donde la batalla entre escuderías tiene su punto clave el sábado, y donde Mercedes es ahora el auto que se interpone y busca sorprender entre la clara batalla de Red Bull y Ferrari.

El trabajo de Mercedes sigue siendo superior al del resto de la parrilla, a una vuelta el fabricante alemán parece invencible, sin embargo el rendimiento en tandas largas es lo que preocupa pues anteriores carreras ha demostrado que no les da para la victoria.

La escudería austriaca por su parte ha sufrido mucho con los superblandos, que volverán a hacer su aparición en el trazado monegasco, pero han tenido un resultado muy alentado en clasificación, el alemán Sebastián Vettel es tercero y el australiano Mark Webber, cuarto.

El español Fernando Alonso, sexto en la parrilla, no ha podido mantener el ritmo de Ferrari y se encuentra en estos momento a un segundo del coche más rápido de la parrilla, el Mercedes de Nico Rosberg.

La situación en Ferrari vuelve a ser complicada sobre todo en una pista tan estrecha que hace prácticamente imposible adelantar, más que en la sección de la salida del túnel y la "chicana" justo donde un debutante Sergio "Checo" Pérez tuvo un accidente en 2011 que le impidió correr el Gran Premio.

El piloto mexicano vuelve a entrar en la Q3 y es séptimo, la suma de nuevos puntos esta a la vista, pese a su error de hace dos años en la calificación el año pasado con Sauber sacó la vuelta rápida de la carrera, así que para el tapatio es una pista donde se atreve a ir al límite aún con el peligro que conlleva.

Mientras tanto Esteban Gutiérrez atiene mucho trabajo por delante, el también mexicano no muestra un ritmo constante y tras los pasos hacia delante que venía dando ha retrocedido y se ha quedado 19 en una calificación en la que no ha podido estar al nivel de los demás.

El problema para Esteban es que saldrá desde la posición 19 donde generalmente el aire de los coches de adelante es caliente y sucio, además del tráfico alentando su ritmo, por ello no es de extrañar que en la primeras vueltas giren a casi 20 segundos de distancia.

La sexta fecha, considerada lenta y hasta aburrida, tendrá además el factor de las gomas, la tan mencionada degradación esta temporada podría garantizar que no se cumpla el pronóstico de ir a una sola parada como quieren los equipos, así que esto podría jugar en favor o en contra ya en carrera.

Alonso tendría puesta su esperanza en los supersuaves funcionando mejor y hasta podría sacarles el mejor rendimiento, contrario a Red Bull, la calificación ayuda, pero las llantas podrían cambiarlo todo.

Notimex