4 de octubre de 2014 / 03:53 a.m.

La vida de Mario Balotelli en Inglaterra no es igual a la primera vez que estuvo en el Reino Unido. Hoy a poco tiempo de haberse puesto la camiseta del Liverpool, las críticas no paran y ahora ya lo llaman: “Malotelli”.

Su poca contundencia ante el arco rival han desatado una ola de cuestionamientos sobre su contratación con los “Reds”, su segundo equipo en la Premier League después del Manchester City.

El ex del Milan no se ha estrenado como goleador en liga, por más que lo ha intentado. Solo Jutkiewicz (14) ha rematado más veces a portería que Balotelli (13) sin conseguir gol.

La estadística empeora si se incluye su etapa final en el City. De los últimos 63 intentos de Balotelli en Premier solo uno ha acabado en gol. Fue en noviembre de 2012 ante el Wigan.

El bautismo goleador de Balotelli, que acumula 310 minutos de sequía en el campeonato doméstico, se resiste más de lo habitual, pero no es nada nuevo.

Tardó 204 minutos en marcar con el Inter (2008-09) en Serie A, necesitó 128' para estrenarse con el City (2010-11) y solo 24' con el Milan.

Sus números mejoran ligeramente en la Champions League. “Super Mario” marcó su único gol con el Liverpool en la victoria ante el Ludogorets (2-1). El internacional italiano ganó un balón dividido antes de batir a Borjan con un tiro cruzado. Sus otras cinco intentonas se han ido al limbo. Su balance global es demoledor: ha marcado un tanto en 19 remates, de los cuales solo ocho han ido entre los tres palos.

Lo peor de todo fue ante el Basilea, donde mostró una gran displicencia, ni siquiera tocó el balón en el área de los suizos, hizo que la paciencia se acabara en los aficionados del equipo.

Tanto fue el repudio de los fans al italiano que se molestó y en vez de ir a agradecer el apoyo al equipo se fue directo al vestidor, desobedeciendo a su técnico Brendan Rodgers.

REDACCIÓN