REDACCIÓN
29 de noviembre de 2014 / 03:53 p.m.

Durante la pasada entrega de coches Audi al Barcelona, algunos de sus futbolistas decidieron probar la máxima velocidad como fue el caso de Lionel Messi y Gerard Piqué.

La cámara interna del auto captó la imagen en la que se ve a Messi asustado, incluso agarrando el brazo de Piqué y pidiéndole que parara.