10 de julio de 2014 / 12:03 a.m.

Argentina está en la Gran Final de la Copa del Mundo, su primera vez en 24 años, mucho para festejar, pero lo preocupante es que hoy ante Holanda su mejor jugador fue el que menos corrió en la cancha.

Sí, Lionel Messi, el mismo que con goles de último minuto los clasificó en primero del grupo, el que los llevó con su clase hasta la Semifinal, hoy estuvo ausente, no pesó en la cancha de la Arena Corinthians y deberá mejorar mucho para la Final ante Alemania.

El astro del Barcelona, y para muchos el mejor jugador del planeta, recorrió 10.495 kilómetros durante los 120 minutos que duró el encuentro, muy por debajo de los 15.013 de Lucas Biglia, quien fue el que más distancia cubrió por los argentinos.

Del conjunto sudamericano, Mascherano corrió 13.411 kilómetros, mientras Pablo Zavaleta 12.951.

En el caso de la selección de Holanda, Wesley Sneijder con 13.906 y Arjen Robben con 13.690 kilómetros fueron los que más distancia cubrieron. En contraparte quien menos corrió de los que jugaron todo el juego fue De Vrij con 12.238 kilómetros.

No hay duda, Lionel Messi no está en su mejor forma futbolística, no está recorriendo lo que normalmente hace en el Barcelona, sin embargo, está claro que con esto le ha alcanzado para llevar a Argentina a una nueva Final y con la posibilidad de volver a ser campeones después de 28 largos años.

REDACCIÓN