15 de marzo de 2013 / 02:55 p.m.

Con más de 10.27 millones de pasajeros al día, cifra conseguida el pasado viernes, la capital china supera el récord del metro de Moscú, con diez millones.

 

Pekín.- Dos meses después de haber inaugurado cuatro líneas nuevas, con las que suma un total de dieciséis, el metro de Pekín se ha convertido en el más saturado del mundo con más de 10.27 millones de pasajeros al día, informó hoy la prensa china. La cifra se logró el pasado viernes y rompe el récord del metro de Moscú, de diez millones.

"Probablemente, este año vamos a ver este número diario de viajes con frecuencia", comentó el director del Centro de Control de Tráfico de Pekín, Zhan Minghui, citado por el portal chino china.org. Según los registros oficiales, el metro de Pekín registra mayor ocupación entre julio y septiembre.

En 2002, el metro de la capital china sólo contabilizaba 1.32 millones de viajes por día, una cifra que se incrementó hasta los ocho millones en 2012. Llegó a los nueve millones el 1 de marzo de este año y el viernes batió el récord mundial al llegar a los 10.27 millones de pasajeros.

Aunque la inauguración de nuevas líneas ha aliviado los problemas de congestión que padecían algunas de las más antiguas, ahora son las más modernas las que sufren mayores aglomeraciones, en especial durante las horas punta, que acumulan cerca del 40 por ciento del volumen de pasajeros.

Según Zhan, para aliviar este problema en los próximos meses se aumentará el número de vagones por línea y se reducirá el tiempo de espera entre dos trenes. También se continuará con la restricción de ingresos en 43 estaciones para evitar posibles estampidas, agregó Zhan. La aglomeración que diariamente registra el metro de Pekín se debe también al incremento de la población en los últimos años.

Según la Comisión de Planificación Familiar y de la Población de Pekín, los residentes permanentes de la ciudad eran 20.69 millones a finales de 2012, un incremento de 2.5 por ciento interanual.

Actualmente las dieciséis líneas de metro en Pekín completan una longitud operacional de 442 kilómetros- en 2002 solo llegaban a 54 kilómetros-, la más extensa del mundo, mientras que el número de estaciones es de 261, 36 de ellas de conexión. En cuanto a kilómetros de red, la capital china supera a Londres (402 km), Seúl (406.2 km) y Shanghái (425 km).

Se espera que en 2015 el metro pekinés llegue a las 19 líneas, que tendrán una longitud operacional de 561 kilómetros, una cifra que llegado 2020 alcanzará los mil kilómetros operacionales.

El sistema de transporte público de la capital china, incluyendo los servicios de autobús, transportaron a un promedio de 20.6 millones de personas por día durante el año de 2012, y se calcula que alrededor de un 44 % de los residentes de Pekín utiliza el transporte público, el porcentaje más alto de todas las ciudades del gigante asiático.

Los precios del metro de Pekín son de los más baratos del mundo, con una tarifa de 2 yuanes (0.32 dólares, 0.24 euros) para cualquier trayecto, excepto la línea rápida hacia el aeropuerto, que cuesta 25 yuanes (4 dólares, 3 euros). Sin embargo, la red existente no es suficiente para satisfacer adecuadamente las necesidades de la ciudad, que sufre de numerosos atascos diariamente.

Para aliviar el volumen de tráfico, las autoridades municipales limitaron el año pasado el número máximo de matriculaciones de vehículos y lo establecieron en 240 mil anualmente, lo que supone una tercera parte de los vehículos que se registraban cada año antes de la entrada en vigor de la normativa.

Además, los automóviles están prohibidos en las carreteras de la ciudad un día por semana, que se determina de acuerdo a los números de la matrícula.

EFE