1 de enero de 2013 / 05:09 p.m.

México • La Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA por sus siglas en japonés) buscó al científico mexicano del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, Carlos Coello Coello, para el desarrollo de un vehículo no tripulado que será enviado a Marte.

El investigador, quien fue reconocido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2012 en la categoría de Ciencias Físico-Matemáticas y Naturales, se encargara de asesorar en la parte del diseño de un algoritmo.

En entrevista para MILENIO, el científico relató: “El contacto fue de manera indirecta. Hemos trabajado en un área muy específica de optimización desde hace varios años, y un ex alumno mío viajo a la agencia espacial japonesa que está en las afueras de Tokio (…) Me enteré que estaban trabajando en un proyecto para diseñar un avión pequeño no tripulado que usarán para explorar la superficie de Marte. Ellos, como parte del proyecto, tienen que resolver un problema bastante complicado y requieren el tipo de algoritmo en el cual nos especializamos. Entonces, el responsable del proyecto, llamado Akira Oyama, me contactó el año pasado y me pidió participar como asesor”.

“El proyecto tiene una duración de tres años. Voy a visitar JAXA, donde me mostrarán el avance que llevan para detallar dónde necesitan de mi asesoría”, agregó.

EL ALGORITMO

El investigador explicó que “los algoritmos son una serie de pasos que sigue una computadora para realizar una tarea específica y resuelven labores de optimización, por lo que se puede visualizar como un programa que ejecuta la computadora (…) Se introducen ciertos datos y el programa, después de un tiempo, devuelve una solución que es óptima con alguna medida; por ejemplo, el diseño de un automóvil que sea óptimo en cuanto a consumo de combustible, le introduce el modelo y el algoritmo devuelve la solución”.

Detalló que ha “desarrollado algoritmos para resolver problemas con muchas funciones objetivo. Digamos, un problema de optimización normal tiene una función, como el costo: quiero diseñar cualquier cosa que cueste lo menos posible, pero si le agregó más objetivos deseables, por ejemplo, que sea lo más resistente posible, durable y confiable, se hace más complicado (…) Existen algoritmos que pueden resolver problemas con dos y hasta cuatro funciones objetivos, pero de más de cuatro ya no existen muchos algoritmos; y es en lo que trabajamos, y hemos desarrollado técnicas que pueden resolver estos problemas de alta dimensionalidad”

Señaló que en el caso del vehículo que desarrolla JAXA “parece que tiene 12 funciones objetivo, porque el diseño es muy sofisticado y complejo, y también costoso computacionalmente”.

ORGULLO Y MOTIVACIÓN

Para el investigador, participar en el proyecto es una gran motivación, porque es un reconocimiento a la ciencia mexicana; pero también considera que representa una gran responsabilidad porque trabajos de esta naturaleza pueden abrir la puerta a nuevas colaboraciones.

Con respecto a la ciencia en el país, opinó: “Creo que la principal limitante en México es la mentalidad. Hay mucha gente que, desafortunadamente, asume la actitud como la de que no podemos desarrollar nuestra propia tecnología o ser líderes en alguna área científica; eso es algo que nos ha hecho mucho daño.

Estoy convencido de que tenemos investigadores de primerísimo nivel en nuestro país, como los hay en el resto del mundo, y que podemos ser líderes en áreas de conocimiento y desarrollo como los hay en el mundo tecnológico: evidentemente se requiere de bastante trabajo, preparación y disciplina, pero el mexicano es una persona muy ingeniosa y hábil para resolver problemas, que son cualidades muy valiosas”.

Por último recomendó “a los jóvenes que traten de acercarse a la ciencia; creo que en nuestro sistema educativo no siempre se motiva adecuadamente a los niños y adolescentes a que se acerquen, e incluso les dan cierto temor las matemáticas, física, las ciencias exactas. No deben tener temor, debemos motivar más a que se acerquen a esas disciplinas, porque eso va a permitir que México tenga más científicos y se apoye en la investigación”.

Claves

Cometa 2013

- Científicos rusos detectaron por accidente el cometa Ison, quince veces más brillante que la luna llena y que podría verse a la luz del día sin necesidad de utilizar un telescopio.

- Astrónomos esperan que el cometa ilumine el 28 de noviembre y deje una “espectacular” estela de partículas de hielo; sin embargo, otros afirman que podría difuminarse en su trayecto y no verse cuando pase ceca de la Tierra.

Ángela Chávez