16 de abril de 2014 / 08:40 p.m.

El mexicano Luis Rivera, medallista de bronce de los pasados Mundiales de atletismo de Moscú 2013 en salto de longitud, confía en ganar este año la Liga de Diamante y lograr una marca de 8,50 metros.

"Ganar la Liga de Diamante y saltar por encima de 8,50 metros son metas difíciles, pero posibles, y también queremos ganar los Juegos Centroamericanos y del Caribe de noviembre en Veracruz", dijo hoy a Efe Francisco Olivares, entrenador del atleta.

Rivera, de 26 años, es uno de los mejores deportistas mexicanos del momento y, según su técnico, aún tiene potencial para mejorar su registro personal de 8,46 metros con el que ganó el año pasado la Universiada de Kazan.

Después de terminar séptimo en los Mundiales bajo techo de marzo pasado, Rivera reaparecerá el próximo 29 de abril en la Olimpiada Nacional, en Puebla, centro de México, para luego competir en las paradas de Doha, el 9 de mayo, Nueva York, el 14 de junio, y Lausana, el 3 de julio.

"Son las competencias confirmadas, el resto dependerá de sus resultados en éstas", dijo el entrenador.

Al referirse a las recientes declaraciones a Efe del panameño Irving Saladino, campeón olímpico de Pekín 2008, quien dijo soñar con tres medallistas latinoamericanos en los próximos Juegos Olímpicos, Olivares reconoció que es algo posible.

"Saladino mantiene su nivel, no es un atleta del pasado, el brasileño Marcos "Duda" Da Silva es el campeón mundial bajo techo y será de candidato al título en su país y esperamos que Rivera llegue en buena forma a Río 2016, aunque habrá otros rivales con muy buena calidad a quienes habrá que vencer", dijo.

Después de sus presentaciones en el circuito mundial, el mexicano hará ajustes en sus entrenamientos para bajar la forma atlética y recuperarla con la meta de ganar los juegos regionales.

"Haremos un plan con cuidado, queremos ganar en Veracruz, sin afectar la temporada 2015 en la cual la meta será ganar los Mundiales de Pekín y los Juegos Panamericanos de Toronto", señaló.

Rivera será una de las cabezas de la delegación mexicana de más de 730 deportistas que intentará ganar en noviembre los Centroamericanos y del Caribe, delante del favorito Cuba, y de Venezuela y Colombia, dos naciones de mucho crecimiento en los últimos años

AGENCIAS