15 de junio de 2014 / 08:38 p.m.

México confía en que sus éxitos recientes ante Brasil en categorías juveniles se puedan reproducir en la selección mayor cuando se enfrente a los anfitriones de la Copa del Mundo en el cruce correspondiente al Grupo A.

Mexicanos y brasileños, que se impusieron en sus debuts mundialistas a Camerún y Croacia, respectivamente, se verán las caras el próximo martes en Fortaleza para dirimir al líder del sector y posiblemente el primer clasificado a la segunda ronda.

El 'Tri' y sus seguidores tienen muy presente una victoria particular en las categorías con límite de edad. Hace un par de años, en la final de los Juegos Olímpicos de Londres, México consiguió el triunfo futbolístico más importante de su historia al vencer 2-1 a Brasil para llevarse la medalla de oro.

Antes de eso, el fútbol mexicano no tenía ninguna medalla olímpica, y en los Mundiales su mejor participación ha sido alcanzar como anfitrión los cuartos de final en 1970 y 1986.

Pero en categorías con restricción de edad, y especialmente en los Mundiales Sub17, México es una potencia que ha superado a Brasil con frecuencia.

Primero fue en la final de Perú 2005, en la que se impuso 3-0 para levantar el trofeo. De aquel equipo el defensa Héctor Moreno y el delantero Giovani Dos Santos están en el plantel que fue a Brasil.

Luego, México triunfó 1-0 en la fase de grupos del Sub17 de Nigeria en 2009, un equipo del que sobrevive Diego Reyes en la selección actual. Y finalmente, el Tri también se impuso por penales en los cuartos de final del reciente prejuvenil de Emiratos Árabes en 2013.

"Creo que el equipo tiene con qué, ya se vio ante Camerún que estos chavos (jóvenes) sí se la creen", dijo Martín Alvarado, un aficionado de 50 años de edad tras el triunfo 1-0 ante Camerún, en Natal. "Además, si ya se le ganó en Londres a este mismo equipo, ¿por qué no ahora?".

El sentimiento de Alvarado es compartido, a pesar de la caótica clasificación mexicana que sólo se concretó en un repechaje contra Nueva Zelanda. En charlas afuera de los escenarios mundialistas, en los aeropuertos y en las cafeterías de Brasil que se han visto inundadas con aficionados mexicanos, la confianza por repetir lo conseguido hace dos años en Londres es generalizada.

Oribe Peralta, autor del gol del triunfo en el estreno ante Camerún, también marcó un doblete en la final de Londres y es uno de 10 miembros del equipo mexicano que consiguió el oro y que están presentes en Brasil. De esos, sólo el "Cepillo" Peralta, Dos Santos y el volante Héctor Herrera son titulares.

Entre los brasileños, el cambio con respecto a ese equipo es mayor, aunque con más peso entre los titulares. Sólo cinco jugadores repiten de los olímpicos: los defensores Thiago Silva y Marcelo, el volante Óscar y los delanteros Hulk y Neymar. El astro del Barcelona también estuvo presente en la derrota de Brasil en el Sub17 del 2009.

A pesar de ese dominio de México sobre Brasil en categorías menores, en los Mundiales de mayores la historia dice otra cosa. El Tri ha caído derrotado las tres veces que se han cruzado y ni siquiera ha sido capaz de anotar un gol a los brasileños, en una suma de resultados que refleja un contundente 11-0.

En descargo de los mexicanos, el último de esos choques fue en Chile 1962, una época en la que el fútbol azteca apenas despuntaba en el plano internacional.

Sin embargo, la canarinha también inclinó a su favor el último choque entre las selecciones mayores, cuando Neymar y sus compañeros consiguieron una clara victoria 2-0 sobre México en la Copa Confederaciones del año pasado.

AP