10 de mayo de 2013 / 01:58 p.m.

 La tasa de embarazos no deseados en México sigue siendo elevada, sobre todo en el sector adolescente, debido a una demanda insatisfecha de anticonceptivos por parte de los servicios de salud gubernamentales, una tarea contemplada en la Ley General de Salud, que establece la obligación de las dependencias públicas de ofrecer ese tipo de métodos de planificación familiar para evitar embarazos no deseados.

El análisis del INEGI sobre las estadísticas a propósito del Día de la Madre destaca: ""El porcentaje de mujeres unidas en edad fértil, usuarias de métodos anticonceptivos ha pasado de 30.2 a 75.2% entre 1976 y 2009; a pesar de este incremento, la cobertura de estos servicios no es universal y una de cada 10 mujeres unidas en edad fértil tiene una demanda insatisfecha, mientras que en las adolescentes unidas de 15 a 19 años aumenta a 24.6 por ciento"".

Hace 13 años varias naciones, entre ellas México, firmaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio, entre los que está reducir para 2015 la mortalidad materna en tres cuartas partes y lograr un acceso universal a la salud reproductiva y los anticonceptivos.

México, aunque ha mejorado sus estadísticas al respecto, aún está lejos de cumplir con las metas acordadas en la ONU, pues no ha logrado eliminar por completo las necesidades insatisfechas de planificación familiar y disminuir al máximo la fecundidad en adolescentes.

El INEGI señaló que la distribución de anticonceptivos es ""un tema trascendental en materia de política pública. Las adolescente, muchas inician su actividad sexual sin la debida protección, se exponen no solo a un embarazo no deseado, sino también a enfermedades de transmisión sexual""

De acuerdo con la Encuesta de Salud y Nutrición 2012, del total de las adolescentes sexualmente activas, 33.4% no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual.

El documento divulgado por el INEGI también reportó que al año se registran 2.3 millones de nacimientos, lo que significa que este indicador no ha tenido cambios en casi tres décadas, pues el promedio anual de 1985 a 2009 es de 2.2 millones.

MORTALIDAD

Sobre la mortalidad materna, el análisis del INEGI resalta que, según la Organización Mundial de la Salud, ""en el mundo cada día mueren 800 mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto, fallecimientos que en su mayoría pudieron evitarse y que ocurren en países de ingresos bajos"".

En México, durante 2011, se registraron 918 defunciones de mujeres de 15 a 49 años por complicaciones del embarazo, parto o puerperio. Se trata de una relación de mortalidad materna de 48 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos.

Las cifras del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) corroboran que en los países menos desarrollados, la tasa de mortalidad materna es de 293 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos y en algunas regiones de África (Subsahariana) aumenta a 638 sobre el mismo indicador.

No obstante, la cifra de México no es óptima, pues en los países más desarrollados el índice de mortalidad materna disminuye a 18 decesos por cada 100 mil nacimientos.

— BLANCA VALADEZ