— REDACCIÓN
6 de septiembre de 2013 / 01:28 p.m.

México  • Ayer el gobierno mexicano informó que, dentro del marco de las medidas que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Procuraduría General de la República (PGR), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBA) han adoptado de forma estrechamente coordinada para recuperar los bienesculturales protegidos que conciernen a la nación, el pasado 15 de agosto el Museo de Arte Lowe, de la Universidad de Miami, Florida, restituyó al Estado mexicano tres piezas arqueológicas de gran tamaño.

Las obras que habían sido llevadas de manera ilegal a Estados Unidos y que ahora han sido devueltas son las siguientes:

 

Cabeza de serpiente: Tallada en basalto atribuible al periodo Postclásico temprano (900-1200 d.C.) de la región cultural mesoamericana del Altiplano Central, de 39.3 por 85 centímetros.

 

Tláloc, Dios de la lluvia (200-900 d. C.). Estela tallada en roca basáltica, con la representación propia de esta deidad mesoamericana, de 71 por 40.6 centímetos.

 

Noble o sacerdote (600-200 a. C.). Estela tallada en roca basáltica de la costa del Golfo de México, de 146 por 95.5 por 6.8 centímetros.

 

La recuperación de estas piezas del patrimonio histórico y cultural de nuestro país ha sido producto de la intervención directa de la SRE, de la PGR, del INAH y del Consulado General de México en Miami. Asimismo, contribuyó igualmente a esta devolución el Museo Lowe, que, con un ánimo constructivo y de colaboración, permitió corroborar los indicios que suponían que las piezas referidas fueron ilícitamente sustraídas del territorio nacional.

 

Las indagatorias realizadas sobre este caso en particular permitieron corroborar que estas piezas se encontraban vinculadas a las operaciones ilegítimas y engañosas de Leonardo Augustus Patterson, persona identificada internacionalmente como un presunto traficante de bienes culturales, quien actualmente se encuentra detenido en España acusado por tal motivo.

 

La repatriación de las piezas restituidas se llevó a cabo prácticamente sin contratiempo alguno en el marco del Programa para Procurar la Recuperación de Bienes Culturales que la SRE, la PGR, el INAH y el INBA implementan de manera permanente.

 

Asimismo y debido a la amplia colaboración que prestó para la restitución de aquellas obras a México, el gobierno de nuestro país expresó su agradecimiento al Museo de Arte Lowe de la Universidad de Miami por su buena disposición, la cual resultó muy importante para lograr alcanzar una exitosa conclusión en este caso.

 

Asimismo, en un boletín el INAH destacó los trabajos conjuntos de varias instituciones del Estado mexicano para proteger y recuperar sus bienes culturales: “Dado el vínculo intrínseco que existe entre la identidad mexicana y las piezas arqueológicas de culturas antiguamente establecidas en el actual territorio nacional, así como en virtud de la naturaleza única e irremplazable de tales piezas, la SRE, la PGR y el INAH adoptan de manera permanente las medidas pertinentes para conferirles protección y procurar su recuperación ante la sospecha fundada de que se encuentran indebidamente en el extranjero”.

{galeria }5694{/galeria}