31 de agosto de 2014 / 06:12 p.m.

Eslovenia terminó por imponerse con contundencia a una selección mexicana que solo dio guerra hasta que la profundidad de banquillo y el acierto ofensivo de los hermanos Dragic dejaron sin gasolina al equipo azteca (89-68).

Con la afición desplegada en gran número al Gran Canaria Arena -casi un millar de eslovenos-, Eslovenia empezó marcando el ritmo al contragolpe, con canastas iniciales de Zoran Dragic y Alen Omic, lo que propició el primer tiempo muerto de Valdeolmillos con apenas dos minutos de juego transcurrido.

Sin embargo, la derrama siguió en aumento, hasta contabilizar entre los Dragic y compañía un demoledor parcial de 12-0, momento en el que el interior azteca Gustavo Ayón rompió la sequía casi en el ecuador del primer cuarto.

La defensa mexicana siguió haciendo aguas en el particular duelo de exteriores, con Zoran haciendo de verdugo de excepción con 13 puntos en apenas cinco minutos de juego (20-7).

Ante esa tesitura, Cruz asumió los galones en el ataque tricolor, firmando seis puntos consecutivos, aunque la hemorragia continuó reduciéndose con el despertar de Ayón y con la retirada al banquillo de los hermanos Dragic (22-18, con parcial de 2-14).

Con la afición azteca entonando el "sí se puede", Ayón capitalizó la ofensiva, llevando a su selección a equilibrar la balanza con 26-26 a ocho minutos para el descanso.

A partir de ahí el partido entró en un más que intenso duelo anotador, entre un Ayón que martilleó la pintura eslovena -11 puntos en el segundo cuarto- y un Goran Dragic que despertó en el perímetro adriático (38-35), hasta que Klobucar volvió a despegar a su equipo (46-37).

En la reanudación, el listón anotador volvió elevarse en ambos aros, con el escolta Cruz apurando su muñeca ante la contrapartida de los Dragic, si bien las diferencias continuaron en torno a los 10 puntos a mediados del tercer periodo (53-43).

La profundidad de banquillo esloveno comenzó a hacer mella en los mexicanos que, con el paso de los minutos tuvo que apurar las prestaciones de Ayón (20 puntos hasta el penúltimo asalto).

Sin embargo, poco duró la racha americana. Un nuevo repunte del conjunto europeo dejó sin aliento a su rival, que se descolgó poco a poco en el electrónico, ya con un significativo 85-60 a menos de tres minutos para la conclusión.

Con este triunfo, Eslovenia intentará mantener el liderato el próximo martes ante Corea del Sur (19.00, hora local), mientras que México jugará con Angola ese mismo día, a las 12.30 horas.

AGENCIAS