5 de noviembre de 2013 / 10:10 p.m.

Ciudad de México.- Revitalizar la Convención de la Unesco de 1970 contra el tráfico ilícito de bienes culturales es una de las prioridades de México en la Conferencia General que comenzó hoy, destacó el subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Juan Manuel Gómez Robledo.

La Conferencia, que hasta el próximo día 20 reúne a los 195 Estados miembros de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura, "es siempre una buena oportunidad para repasar los asuntos que interesan a los países", en particular cuando inicia un segundo mandato la directora general, Irina Bokova, destacó.

México, agregó Gómez Robledo, "da mucha importancia a la revitalización" de esa Convención universal "sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales, de la que es parte".

Una Convención que es "uno de los productos más importantes de esta Organización", junto con las del Patrimonio Cultural y del Patrimonio Inmaterial, donde "la Unesco tiene una misión y una vocación que no le disputa nadie", recordó.

Por el momento, no se identifica a la Unesco con la protección de los bienes culturales, pero en un mundo crecientemente globalizado y donde existe un mercado de arte muy importante."Hay que poner un poquito de orden y esto es algo que nos anima muchísimo", explicó.

Hasta ahora no había "ningún mecanismo de seguimiento" de la Convención, la asamblea de los países que la suscribieron se reunió en muy pocas ocasiones y "no se evaluaba el grado de cumplimiento de los Estados parte", recordó Gómez Robledo.

Agregó que en la región latinoamericana "padecemos sobre todo el saqueo producto de excavaciones ilícitas" que alimentan un mercado paralelo, un patrimonio que para un país en solitario "es imposible" proteger, por lo que hay "un consenso muy grande" sobre la importancia de que revitalizar la Convención.

También "tienen mucho interés" en ello otros países como Turquía, Grecia, India y China, explicó Gómez Robledo, quien citó España como un gran aliado de Iberoamérica en la materia.

El subsecretario resaltó, asimismo, que en junio de 2012, por iniciativa de México, se dotó a esa Convención de un comité subsidiario integrado por 18 países, tres por cada grupo regional, y que preside durante dos años, hasta 2014, el ministro Mauricio Escanero, representante permanente adjunto de México ante la Unesco.

Ahora se trata de que en 2015, el Comité proponga a la asamblea de los Estados parte "unas directrices operativas" para mejorar la implementación de la Convención, que carece, ante todo, de mecanismos de cooperación jurídica entre Estados, por lo que "se puede hacer un mejor trabajo con Interpol, por ejemplo" , y entre las autoridades competentes de cada país, destacó.

Citó, al respecto, el acuerdo bilateral entre México y Estados Unidos de recuperación de piezas sustraídas ilícitamente, "que funciona muy bien" , y precisó que el objetivo es proteger a los Estados, pero también a los compradores de obras de arte, en especial ante el creciente tráfico de falsificaciones.

Un segundo tema prioritario para México en la Unesco es la firma del convenio sobre "el Centro Regional para el Patrimonio Mundial llamado de Categoría 2", que este martes centró una reunión con el director general adjunto de la Unesco para la Cultura, Francesco Bandarin y con un asesor jurídico, indicó el subsecretario.

El Centro fomentará la cooperación y el intercambio de buenas prácticas entre países de Centroamérica, Caribe y México sobre la conservación del patrimonio, de acuerdo con la Convención del Patrimonio Mundial de 1972.

Con 27 sitios culturales y naturales en la Lista del Patrimonio Mundial y cinco en la del Patrimonio Inmaterial, México es el país Latinoamericano con más bienes inscritos y el sexto del mundo, por lo que cree que puede brindar su experiencia y su cooperación.

EFE