GERARDO SUÁREZ
29 de diciembre de 2014 / 02:32 p.m.

Desde Buenos Aires, Daniel Passarella espera con paciencia. La posibilidad de regresar a Monterrey le seduce, pero también sabe que puede llevar un proceso.

En su residencia, el Kaiser disfruta de las fiestas junto con su familia. Pese a ser día de reposo, el técnico que le diera a Rayados su primer título en torneos cortos toma el teléfono y acepta el breve mano a mano con MMDeportes.

Daniel se escucha tranquilo, pero también muestra un dejo de emoción por la chance de volver a tomar el banquillo de La Pandilla.

"Me llegan comentarios de que el Monterrey quiere hablar conmigo y yo estaría dispuesto a hablar con ellos", disparó Passarella.

Es una llamada que pueda llegar en cualquier momento...

"Me gustaría porque pasé una etapa muy linda en Monterrey y me gustaría volver. En Monterrey tengo el corazón rayado y eso todos los rayados lo saben".

Si bien es cierto que el timonel sudamericano no salió en buenos términos con la directiva encabezada por Jorge Urdiales y Luis Miguel Salvador, el mismo estratega aseguró que quedó con buena relación con los dirigentes. Por ende, no tendrá problemas en volver a platicar con los altos mandos albiazules.

¿No tendrá problema en volver a hablar con los directivos de aquel entonces?

"Absolutamente, ningún problema. Nuestra relación terminó en común acuerdo y punto. Después me ha venido a hablar a Buenos Aires Jorge Urdiales, que ahora no está más. Vino con la esposa, hemos ido a comer juntos. Yo he terminado bien la relación y hablo todavía con algunos chicos de Monterrey".

¿Antepondría la oferta de Rayados por encima de las que tiene de otros países?

"Sí, sí, porque hay algunos detalles. Uno tiene una familia y, a veces, no puedes pensar por sí solo y hay algunos detalles como, por ejemplo, el de mi esposa, que estuvo hace poco en Monterrey y tiene muchos amigas y amigos allá y le gusta. También está mi hijo y su familia, que también estuvieron viviendo algunos meses en Monterrey, también les gusta Monterrey... todas las cosas coinciden para que esto pueda acontecer nuevamente y tener una segunda etapa. Ojalá me hablen y hablemos de un proyecto a futuro que sea interesante".

Aquí la hinchada espera un regreso suyo, ¿qué decirles?

"Les mando un abrazo grande. Tengo un gran recuerdo con la gente de Monterrey, siento un afecto muy grande con ellos. En los momentos no tan buenos en mis inicios como entrenador del Monterrey, siempre estuvieron a un lado y con una creencia de lo que estamos haciendo. Después salimos Campeones y festejamos todos juntos.

"Me acuerdo de esa carrera a la tribuna allá en Morelia a festejar al alambre con ellos y me acuerdo como si fuera ahora. Ellos saben que me vinieron a buscar de Tigres para dirigir y les dije que no porque en Monterrey, soy rayado. Les mando un abrazo grande y muchas felicidades. Que terminen el año de la mejor manera y que empiecen de la mejor manera el que viene".