11 de febrero de 2014 / 12:19 a.m.

El patinador Michel Mulder encabezó el triplete holandés en la prueba de 2x500 metros de los Juegos Olímpicos de Sochi, en la que su compatriota Jan Smeekens, logró la plata, y su hermano gemelo, Ronald, se colgó el bronce.

Una muestra más del abrumador dominio del conjunto holandés en Sochi, donde los "naranjas" se han alzado con siete de las nueve medallas puestas en juego hasta el momento, tras copar el podio en los 5.000 metros masculinos y lograr el oro en el 3.000 femenino con Irene Wust.

Ronald Mulder, que firmó un tiempo total de 69.312 segundos en las dos mangas, aventajó en tan sólo 12 milésimas -69.324- a su compatriota Smeekens, que afrontó la segunda y definitiva carrera de la final con una ventaja de 4 centésimas sobre Mulder.

Completó el podio el también holandés Ronald Mulder, hermano gemelo de Michel, que logró la medalla de bronce con un registro de 69.46 segundos, 15 centésimas más que su hermano.

Por su parte, el surcoreano Tae Bum Mo, campeón hace cuatro años en Vancouver 2010 y actual líder de la Copa del Mundo, tuvo que conformarse con la siempre amarga cuarta plaza a 38 centésimas del ganador de la prueba.

El triunfo de Michel Mulder, vigente campeón del Mundo de la distancia, permitió además a Holanda convertirse en la país con más medallas de oro en patinaje de velocidad en la historia de los Juegos Olímpicos con un total de 30, una más que Estados Unidos.

Un impresionante palmarés en el que al conjunto holandés le faltaba la medalla de oro en la prueba de 500 metros, en la que los "naranjas" se habían tenido que conformar hasta el momento con una plata, la lograda por Jan Ykema en Calgary 1988, y un bronce, el conquistado por Lieuwe De Boer en Lake Placid 1980.