28 de junio de 2014 / 09:10 p.m.

El entrenador de México, Miguel Herrera, hizo gala de un gran optimismo antes de enfrentarse a Holanda en los octavos de final de Brasil 2014 y aseguró que regresará "a Santos a esperar el siguiente rival" y avanzar en la historia.

"Nos vamos a matar y dejar el corazón en la cancha para que la gente disfrute de este equipo. Regresaremos a Santos a esperar el siguiente rival para seguir haciendo historia", aseguró el preparador mexicano.

Herrera destacó que en su equipo "el ambiente es extraordinario". "Tenemos una gran responsabilidad y un gran rival pero estamos seguros del esfuerzo y determinación que tenemos. También el estado físico. Estamos convencidos que será un partido difícil pero también que vamos a ganar", insistió.

"El ambiente en el grupo es idóneo para obtener el logro. Tenemos un rival muy fuerte y habrá que trabajar y correr mucho mañana", asumió el técnico, que ensalzó la fe que mantiene en su grupo de jugadores.

"Estoy convencido más que nunca por el trabajo de los muchachos. Sabíamos que era un grupo difícil y no muchos pensaban en nuestra clasificación. Pero la mentalidad y el cómo estamos me hace ser optimista de que vamos a hacer historia aquí", subrayó el preparador.

Miguel Herrara destacó el trabajo del equipo en la primera fase pero especialmente en el aspecto defensivo. Un asunto que tiene mucho que ver con la solidaridad de todos los jugadores.

"El equipo ha estado muy bien defensivamente. Hemos encajado solo un gol y porque nos relajamos con 3-0 ante Croacia. Defendemos con los once jugadores y atacamos también igual, con el arranque del portero. Siendo tan solidarios el equipo ha estado muy bien", destacó.

Sin embargo, Herrera prefirió ser cauto y pensar en cada el partido uno por uno.

"Si ganamos mañana tenemos la posibilidad de jugar otro más. Vamos paso a paso. Si ganamos habrá otro y hay una gran presión por eso pero tenemos que disfrutar con cada cosa que hagamos", dijo.

En cuanto a las condiciones climáticas, el entrenador de México asumió que el cuadro americano puede tener alguna ventaja. "El calor y la humedad es para los dos equipos aunque es verdad que nosotros tenemos zonas similares y en eso estamos beneficiados. Pero tenemos jugadores que juegan en Europa y ya no están tan acostumbrados. ojalá nos beneficie", manifestó.

México debe mantener la línea que ha seguido hasta ahora. "Es a vida o muerte. No hay opción de especular nada ninguno de los dos equipos. Los dos lo tienen que sacar. Vamos a hacer igual que en los otros tres equipos. Respetando a los rivales pero ofendiéndoles en la cancha", dijo Herrera.

Sobre los halagos que recibió de su homólogo en Holanda y las comparaciones prefirió quedarse al margen. "No me creo que pueda compararme a Van Gaal. Ha estado en grandes equipos, con un estilo de forma y dirigir que le ha dado resultado. A mí también. Lo que hago en el banco y esa intensidad es lo que quiero transmitir a los jugadores en la cancha. Es un honor estar en el banquillo de enfrente de un técnico como Van Gaal", dijo Herrera.

El seleccionador azteca asume que tiene una cita con la historia. Confía el técnico en que su equipo no caiga en errores de ediciones anteriores que siempre acabaron por apartar a la selección de los momentos decisivos.

"En otras ediciones nos faltó ideas, sorprender al rival, actitud. Muchas cosas que pudimos ver como aficionados faltaron. A excepción de Alemania 2006, donde fuimos superiores a Argentina y quedamos fuera injustamente. Eso fue una desgracia pero en otras faltaron cosas. Eso no sucederá a mi equipo porque tenemos esencia", confió.

Herrera, que reconoció haber "ensayado el lanzamiento de penaltis por si se da esa circunstancia estar preparados", no tiene secretos en su once. Jugarán los de siempre con la única variante de Carlos Salcido por el sancionado Vázquez.

"Salcido es el único cambio porque vamos a respetar a los que lo han hecho bien. Carlos tiene mucha experiencia. No es 'Gallito' Vázquez pero nos da acomodo para recuperar balones y un gran disparo de gran distancia. De los 23 cualquiera puede jugar", indicó.

El seleccionador elogió, especialmente, la actitud de Javier 'Chicharito' Hernández, condenado al banquillo y empleado como revulsivo con el partido empezado.

"Chicharito desde el banquillo ha sido un factor importante para el equipo. Nunca ha bajado los brazos a pesa de que con todo lo que ha hecho se podía pensar que salir desde la banca le iba a condicionar. No ha bajado los brazos ha tenido un gran rendimiento y ha sido desde ahí muy importante para nosotros", concluyó Herrera.

AGENCIAS