REDACCIÓN
19 de septiembre de 2014 / 05:39 p.m.

Miles de aficionados de los Cuervos de Baltimore acudieron al llamado de los directivos para cambiar el jersey de Ray Rice por uno de cualquier otro jugador del equipo.

Desde muy temprana hora este viernes los fanáticos se empezaron a formar en las afueras del estadio de los Ravens, con el propósito de deshacerse del uniforme del corredor que fue separado del equipo por el escándalo de violencia doméstica en que se vio envuelto.

La televisora FOX Baltimore difundió imágenes tomadas desde un helicóptero en donde se aprecia las interminables filas, las cuales incluso para muchos superaban las que se vieron en Nueva York para comprar el Iphone 6.

Cabe señalar que ésta no es la primera vez que sucede algo similar, pues el año pasado los Patriotas de Nueva Inglaterra hicieron lo mismo en el caso de Aarón Hernández quien fue encarcelado por el homicidio de una persona.

Ray Rice golpeó a su ahora esposa a principios de este año, cuando aún eran novios, en el elevador de un casino, pero fue hasta hace unos días que se revelaron videos más explícitos de la agresión y por ello la NFL decidió castigarlo indefinidamente.