20 de abril de 2014 / 09:03 p.m.

Miles de seguidores ataviados con las camisetas rojas del Benfica invadieron hoy el centro de Lisboa para celebrar la consecución del trigésimo tercer título de Liga de su historia.

Cuatro años después de su último campeonato liguero, los "encarnados" tomaron la céntrica plaza de Marqués de Pombal de la capital portuguesa y festejaron su victoria en el torneo a falta de dos jornadas para su final.

El Benfica se hizo este domingo campeón de la Liga portuguesa al vencer al humilde Olhanense (2-0) en un Estadio de la Luz al completo con sus 65.000 entradas agotadas desde el jueves.

Con esta victoria, los jugadores y aficionados de las "águilas" se resarcieron de la nefasta temporada pasada en la que perdieron, en cuestión de tres semanas, la Liga en las últimas jornadas, la Copa de Portugal y la final de la Liga Europa frente al Chelsea.

Sedientos de victoria y cansados de ver a su eterno rival, el Oporto, ganar las últimas ligas disputadas, los lisboetas celebraron la recuperación del trono en las céntricas plaza del Marqués do Pombal y Avenida da Liberdade, una de las principales arterias de la ciudad y cortada al tráfico para la ocasión.

Entre petardos, bengalas, banderas con la emblemática águila (el símbolo del club) y gritos de "¡Campeoes, Campeoes, Campeoes!", los aficionados del Benfica conmemoraron el título liguero a los pies de la estatua del Marqués do Pombal, al que unos operarios subidos a una grúa colocaron una enorme camiseta de color rojo alrededor del cuello.

"¡Los aficionados queremos dedicar este título a Eusébio!", recordó a EFE un seguidor de los "encarnados" en el año en que falleció la leyenda del fútbol portugués que lideró al Benfica en su época dorada.

Está previsto que los jugadores y el cuerpo técnico del equipo se desplacen desde el Estadio da Luz hasta Marqués de Pombal -plaza en honor al estadista que proyectó parte de la capital portuguesa destruida a raíz del terremoto de 1755- para festejar con sus enfervorizados hinchas el ansiado título.

El Benfica está considerado el club de fútbol con más socios del mundo, ya que sobrepasa los 200.000, por delante del Manchester United y del Barcelona.

AGENCIAS