26 de febrero de 2014 / 09:23 p.m.

Al final fue sólo un susto. Si bien este martes Tomás Boy reveló que Rodrigo Millar padecía influenza y que estaba prácticamente descartado para jugar ante Santos, este miércoles el propio futbolista descartó esta situación y aseguró que todo terminó en una infección de garganta.

El chileno trabajó hoy con sus compañeros y espera estar en condiciones de jugar este viernes ante los laguneros.

"Por suerte se descartó eso (influeza), era un cuadro de amigdalitis que te provoca infección en la garganta, ayer se me inyectó, hice un poco de trote, así que mañana espero entrenar con normalidad. Sí, quiero (jugar ante Santos), por eso mañana vamos a ver.

"Sí (es un alivio), porque tengo hijos chicos, pero por suerte ya se descartó eso, con los antibióticos y con la inyección de ayer ya estaré mucho mejor", dijo.

Millar reconoce que la situación actual de su escuadra no es nada agradable, pues el pésimo torneo los tiene nuevamente peleando por permanecer en Primera División.

"Psicológicamente no es muy agradable estar al pendiente cada fin de semana de los demás equipos de cuántos puntos te descontaron o de cuánto alargaste la diferencia, es lo nos toca vivir, el mal torneo que tuvimos el semestre pasado es lo que nos tiene en esta situación, así que hay que afrontarla como tal".

RIGOBERTO JUÁREZ