11 de agosto de 2013 / 05:03 p.m.

México • El cuadro más famoso del mundo ahora es el cuadro más pequeño también: con el fin de demostrar la potencia de una nueva tecnología, investigadores de Instituto de Tecnología de Georgia “pintaron” la Mini Lisa, en un lienzo de 30 micras de ancho, un tercio del grosor de un cabello humano.

La imagen fue creada con un microscopio de fuerza atómica, mediante la técnica nanolitografía termoquímica (TCNL, por sus siglas en inglés). Los científicos crearon una serie de reacciones a nanoescala (significa que se trabaja en medidas extremadamente pequeñas; moléculas y átomos).

El paper fue publicado en el jornal Langmuir; consúltalo aquí.

¿CÓMO?

Sobre una repisa se “inyectó” diferentes cantidades de calor, controlando así el número de moléculas que se iban creando: cuanto más calor, mayor era la concentración en determinado lugar: control térmico. La técnica proporciona altas resoluciones espaciales a una velocidad más rápida que otros métodos.

Una cantidad mayor de calor produjo los tonos más claros de gris (frente y manos de Mini Lisa). Una cantidad menor de calor produjo los tonos más oscuros (vestido y cabello)

¿Y A MÍ DE QUÉ ME SIRVE?

La técnica TCNL permitirá una amplia gama de experimentos y aplicaciones en campos, como la nanoelectrónica (computadoras, gadgets); la optoelectrónica (pantallas, LEDs, detectores); y la bioingeniería (tecnología médica).

La obra del siglo XVI, de Leonardo da Vinci, es un óleo sobre tabla de álamo de 77 x 53 centímetros. Permanece en exhibición en el Museo del Louvre de París.

 — JULIBETH QUEVEDO ? @JULIB3TH