18 de febrero de 2014 / 06:13 p.m.

Según una encuesta, si los brasileños fuesen interrogados sobre su apoyo a la posible candidatura de Brasil a sede de un Mundial, el 50,7 % diría que no.

 

Un poco más de la mitad de los brasileños rechazaría la candidatura de Brasil a ser sede del Mundial de fútbol en caso de que se les planteara esa posibilidad en este momento, según una encuesta divulgada hoy.

De acuerdo con el sondeo de la firma MDA, si fuesen interrogados hoy sobre su apoyo a la posible candidatura de Brasil a sede de un Mundial, el 50,7 % diría que no, un 19,7 % apoyaría la aspiración pero parcialmente y sólo un 26,1 % la apoyaría incondicionalmente.

Los porcentajes, que reflejan el arrepentimiento de numerosos brasileños, contrastan con el mayoritario apoyo que obtuvo en 2007 la elección de Brasil como sede del Mundial que comienza el 12 de junio próximo.

Igualmente reflejan la insatisfacción de los cientos de brasileños que prometen en las redes sociales que participarán en las manifestaciones convocadas durante el Mundial para protestar contra las inversiones de Brasil en el evento.

La misma encuesta, encomendada por la Confederación Nacional del Transporte (CNT, patronal) y que consultó este mes a 2.000 electores de 137 municipios de todo el país, mostró que el 85,4 % de los brasileños cree que habrá protestas durante el Mundial, contra un 11,4 % que no espera manifestaciones.

Pero sólo el 15,2 % de los consultados dijo estar dispuesto a participar en manifestaciones durante el Mundial, contra un 82,9 % que no pretende sumarse a las protestas.

Las organizaciones que promueven las manifestaciones alegan que los recursos que Brasil invirtió en el Mundial debieron haber sido destinados por el Gobierno a proyectos para mejorar la salud y la educación pública.

En ese sentido, un 75,8 % de los encuestados considera que las inversiones del Gobierno en el Mundial no eran necesarias, frente a un 13,3 % que las calificó como adecuadas y un 7,3 % para quienes fueron insuficientes.

El mayor rechazo se refiere a las inversiones realizadas en la construcción o reforma de los estadios en las doce ciudades sedes.

Para el 80,2 % los recursos destinados a los estadios habrían sido mejor aplicadas en otros sectores, mientras que sólo un 17,7 % apoya las inversiones en los estadios por considerar que servirán para desarrollar el deporte en el país.

En cuanto a las inversiones en obras de infraestructura y sistemas de transportes en las ciudades sede, un 66,6 % no cree que estén concluidos a tiempo para el Mundial y sólo un 27,7 % confía en su conclusión antes de junio.

Pese a todas las polémicas, un 56,2 % considera que Brasil conquistará su sexto título en el Mundial de este año y sólo un 34,6 % no tiene fe en que la selección brasileña alzará la Copa en la final que se disputará en el estadio Maracaná el 13 de julio.

AGENCIAS