9 de octubre de 2014 / 08:37 p.m.

 

La modelo británica Josie Cunningham se ha convertido en una sensación en Inglaterra, pero no por su trabajo en las pasarelas, sino por su reciente maternidad.

Cunningham se embarazó de un hombre que creía era Curtis Davis, capitán del Hull City de Inglaterra, pero se trataba de un impostor, que se aprovechaba de su parecido físico con Davis, para engañar a las mujeres.

La modelo amenazó con interrumpir el embarazo, para poder participar en el programa Big Brother, aunque finalmente la inglesa recapacitó y ahora ya está acompañada de su pequeña hija.

Cunningham reveló que varias de sus amistades le advirtieron que su pareja no era Davies, pero ella no escuchó, al creer que tenían envidia.

 RAFAEL RIVERA