9 de mayo de 2014 / 05:54 p.m.

La selección mexicana de futbol divide opiniones, tanto en su estilo de juego como en los nombres que deben integrarla, más aún de cara a una Copa del Mundo, donde muchos se han quedado fuera.

Pese a que fue uno de los hombres de confianza del técnico Miguel Herrera para la eliminatoria ante Nueva Zelanda, pues fue titular en ambos partidos, el portero Moisés Muñoz no fue considerado para la Copa del Mundo Brasil 2014.

El "Piojo" tenía cuatro opciones para la portería, pero solo podía llevar a tres, y los elegidos fueron José de Jesús Corona (Cruz Azul), Guillermo Ochoa (Ajaccio) y Alfredo Talavera (Toluca), siendo el arquero americanista el "sacrificado".

Para la cita del orbe de Francia 1998, Carlos Hermosillo ya era un jugador veterano, sin embargo, continuaba anotando goles, algo que no convenció para nada al entonces estratega Manuel Lapuente, quien lo dejó fuera.

De hecho, Lapuente prefirió darle cabida a Luis García, que venía de sufrir una lesión que lo marginó un tiempo importante de las canchas, para ser el suplente de Cuauhtémoc Blanco y Luis Hernández.

Cuatro años después, Javier Aguirre no cedió a las presiones de la prensa para llamar al mediocampista José Antonio Noriega, quien brilló con Morelia en el primer semestre de 2002, no solo en la liga local, sino también en la Copa Libertadores de América, pero ni eso le dio un lugar.

Quizá la ausencia más sonada de México en los mundiales fue la del delantero Cuauhtémoc Blanco, quien para Alemania 2006 no integró la lista porque el técnico argentino Ricardo La Volpe así lo decidió, con el argumento de que el hombre más talentoso de México no entraba en su estilo de juego.

En tanto, para Sudáfrica 2010, un jugador de experiencia, que venía de jugar grandes temporadas en Alemania con Stuttgart, como Pavel Pardo, no fue incluido cuando la crítica en general señalaba que era un elemento que le hubiera hecho mucho bien al Tri, algo que no convenció al "Vasco" para convocarlo.

NOTIMEX