27 de noviembre de 2014 / 07:51 a.m.

Grandes partidos y grandes jugadores han sido parte de la tradición de Thanksgiving en la NFL.

Les presentamos los 10 momentos más memorables  en la historia de la NFL en este día festivo. 

1974:  Washington 23-24 Dallas

La rivalidad entre Washington y Dallas tendría un episodio histórico. Los Vaqueros perderían por lesión a su quarterback titular Roger Staubach. Pero el suplente Clint Longley lideró un gran regreso que terminó con un pase de touchdown a Drew Pearson para triunfar 24-23.

 

 

1976: Buffalo 14-27 Detroit:

El corredor de los Bills de Buffalo O.J. Simpson estableció en el partido la marca de más yardas terrestres en un sólo juego (ya ese récord ha sido superado) con 273. Pero el ataque aéreo de Buffalo fue tan pobre que perdieron 27-14.

 

1980: Chicago 23-17 Detroit:

Este fue el primer partido de Thanksgiving que se fue a tiempo extra y que también era el más corto en la historia de la NFL. Dave Williams, de Chicago, tomó el balón en la patada inicial del periodo extra y la devolvió 95 yardas hasta el touchdown del triunfo.

 

1986: Green Bay 44-40 Detroit:

Este ha sido el juego con más puntos anotados en la historia de la NFL en el Día de Acción de Gracias. Walter Stanley tuvo el mejor día de su carrera al acumular 207 yardas totales, incluyendo un regreso de patada de despeje 83 yardas.

 

1989: Philadelphia 27-0 Dallas:

Los Vaqueros terminarían el primer año con marca de 1-15 bajo el mando del coach Jimmie Johnson. Pero el juego es recordado como Bounty Bowl I. Johnson acusó a Buddy Ryan y a las Águilas poner una recompensa para lastimar al pateador Luis Zendejas y al quarterback Troy Aikman.

 

1993: Miami 16-14 Dallas: En un Texas Stadium cubierto por nieve, el duelo sería recordado por un error garrafal de Leon Lett. Los Vaqueros de Dallas bloquean un gol de campo de Pete Stoyanovich que buscaba ganar el partido al final. No obstante al cruzar la línea de scrimmage, Lett se le ocurrió tocar el ovoide ocasionado que fuera bola libre. Miami la recuperó y con un segundo intento, conectaría el gol de campo para vencer a los Cowboys.

 

 

1994: Green Bay 31-42 Dallas:

Los Vaqueros de Dallas perdieron por lesión a su quarterback titular Troy Aikman. Jason Garrett, quien era el tercer mariscal de campo del equipo, fue el quarterback abridor y dirigió un triunfo sobre Brett Favre y los Packers.

 

 

1998: Pittsburgh 16-19 Detroit: Este partido se definiría en tiempo extra de la forma más extraña posible. En el volado para el periodo extra, el oficial Phil Luckett se equivocó, no escuchó bien lo que dijo en el aire el corredor Jerome Bettis. Luckett terminó otorgando el balón a los Leones que ganaron en la primera posesión con un gol de campo de Phil Hanson. Los Acereros no volvieron a triunfar el resto de la campaña.

 

 

1998: Minnesota 46-36 Dallas:

Era la temporada de novato de Randy Moss con los Vikingos de Minnesota e hizo pedazos a los defensivos de los Cowboys. Tuvo solamente tres recepciones pero fue para 163 yardas y tres touchdowns

 

 2012: Nueva Inglaterra 49-19 NY Jets:

Este no fue un gran partido pero es memorable debido a un balón suelto por el quarterback de los Jets Mark Sánchez quien tuvo un fumble tras chocar con el trasero de un liniero ofensivo suyo. En Estados Unidos le apodaron el butt fumble.