4 de abril de 2014 / 02:13 a.m.

Tras vencer a Nicole Gibbs, la puertorriqueña dijo que está acostumbrada a jugar con altas temperaturas.

 

La jugadora puertorriqueña Mónica Puig ganó 6-4 y 6-2 a la estadounidense Nicole Gibbs para ser la única representante latina dentro del Abierto de Tenis Monterrey 2014 y colocarse en los cuartos de final de la justa regiomontana.

Puig aprovechó su buen ritmo para definir en dos sets el segundo encuentro de la cuarta jornada del certamen regiomontano en una cancha estadio del club Sonoma más "benevolente" en cuanto a la intensidad del calor y el público asistente.

"Me sentí bastante cómoda de cómo implementé mi juego, bastante contenta de manejé las cosas ahí, ella (Nicole Gibbs) es una bastante difícil de jugar, no la conocía tanto y estoy muy contenta de cómo hice las cosas en la cancha", dijo Puig sobre su partido.

En su primer juego del torneo, Gibbs venció por 6-3 y 6-4 a la checoslovaca Andrea Hlavackova y ahora, en los cuartos de final, enfrentará a Kumiko Date-Krumm, una veterana jugadora que se ha ganado el corazón de los aficionados regiomontanos.

"Sé que (Kumiko Date-Krumm) es una veterana en el tour, tengo mucho respeto por lo que ha hecho ella, obviamente va a ser bastante difícil pero estoy preparada", expresó la puertorriqueña.

Puig dijo no le afectó tanto el intenso calor pues ya está acostumbrada a estas temperaturas en su natal Puerto Rico, sin embargo, agradeció que ya no le tocaron las temperaturas de casi 40 grados Centígrados en la cancha estadio.

MARTHA CEDILLO